Agronews Castilla y León

 

  • "No podemos apoyar una PAC que sigue favoreciendo a las grandes empresas y a los grandes propietarios frente a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos", señala Mª Eugenia R. Palop. "Es una oportunidad perdida para hacer de la PAC una política más justa, más verde y más social"

Este martes, 23 de noviembre, Podemos ha votado en contra del rediseño de la Política Agrícola Común (PAC) para el periodo 2023-2027.

“Los acuerdos alcanzados no contienen las herramientas necesarias para lograr la sostenibilidad económica, laboral y social del sector, ni para cumplir los objetivos climáticos fijados en el Pacto Verde y en sus Estrategias (De la Granja a la Mesa y de la Biodiversidad). Aunque hay avances respecto al modelo actual, el resultado es muy insuficiente”, explica Mª Eugenia R. Palop, eurodiputada de Podemos y miembro de la Comisión de Agricultura del Parlamento.

“No podemos apoyar una PAC que sigue favoreciendo a las grandes empresas y a los grandes propietarios frente a los pequeños y medianos agricultores y ganaderos. Respecto a las exigencias medioambientales, ni están a la altura de la emergencia climática ni ofrecemos recursos suficientes al sector para que transforme sus prácticas y sea sostenible económicamente".

"Mientras tanto, el agronegocio podrá recibir ayudas por realizar pequeños cambios ‘verdes’ aunque sus actividades sean extremadamente nocivas, como la explotación de animales en macrogranjas”, ha puesto como ejemplo. “Además, no tiene sentido que exijamos más requisitos a los productos europeos que a las importaciones de otros países, y la PAC no contempla medidas para frenar esto”.

“Como llevamos un año diciendo, es una oportunidad perdida para hacer de la PAC una política más justa, más verde y más social. Hay que recordar que no se trata solo de un programa enfocado al sector agrícola, ganadero y al medio rural, sino que afecta a toda la población de la Unión Europea: por su dotación (una tercera parte del presupuesto de la UE), por su extensión (hay millones de receptores de ayudas directas e indirectas) y, en definitiva, por tratarse de sectores estratégicos para la soberanía alimentaria”, señala la europarlamentaria.

Tags: 

Sección: