Agronews Castilla y León

Por fin, ayer, 13 de mayo, la Unión Regional de Cooperativas de Castilla y León ha visto como 256 esquiladores uruguayos pisaban suelo español para dar respuesta a las necesidad de esquileo que tienen las ovejas que pastan por el conjunto de España.

Uno de ellos es Víctor Benítez, esquilador profesional de 51 años que lleva casi 35 años dedicada a este oficio y que ya es la cuarta “zafra” que viene a España a desarrollar esta labor y al que nuestra compañera, Tamara Hernández, entrevistaba en el programa Es el Campo de Esradio En Castilla y León.

“Venimos tradicionalmente tres meses, aunque este año se ha alargado el visado medio mes más ante el retraso de la labor y la falta de mano de obra”, aseguraba Benítez, “enlazamos con el trabajo en Uruguay que se suele hacer entre julio y diciembre”

El trabajo de estos profesionales suele ser de unas 10 horas diarias, distribuidos en tramos de tres horas, con un descanso de una hora para alimentarse y limpiar la maquinaria. “En ese tiempo somos capaces de esquilar entre 150/180/200 ovejas dependiendo de las razas y como estén los animales”, afirmaba este esquilador uruguayo que señalaba como en su país hay escuelas donde se enseñan las técnicas, aunque lamenta que no exista casi relevo generacional en esta actividad.

EMPRESA

Además, para tener una visión más general de la situación de este sector, Tamara Hernández, en el programa Es el Campo de EsRadio en Castilla y León, ha entrevistado a Henryk Golab que cuenta con una empresa que se dedica a esta labor de esquileo y la recogida de lana. “Todos los años, y este más todavía tenemos serios problemas con la burocracia para traer a estos esquiladores uruguayos, nos ponen muchas pegas a los visados como si tuviesen miedo de que cuando acaben esta labor no volviesen a su país, algo que no se da ya que son profesionales de esta actividad que viven de ello allí y con lo de aquí complementan sus ingresos cuando en Uruguay no hay ovejas que esquilar. Este año tenemos que agradecer las facilidades que nos ha dado la Delegación de Trabajo de Zamora”

Preguntado por las diferencias entre el esquileo en Uruguay y en España, Golab ha destacado que es el tamaño de las ovejas ya que las de allí no pasan de 45 kilos y en España se pueden encontrar algunas que lleguen hasta los 90 kilos, pero muchas que pasan de 70.

Henryk Golab ha querido destacar que este año la lana prácticamente no tiene precios, “el tema del coronavirus nos ha complicado todavía más las cosas”, así, por ejemplo, la de más calidad, la de ovejas merinas, apenas se paga a 0,8 euros por kilo cuando, por ejemplo, años atrás alcanzaba hasta los dos euros; mientras que la de “assaff” está sin precio frente a valores anteriores de 0,40/0,50/0,70 euros por kilo.

Este empresario polaco, asentado en Aragón, pero que trabaja esquilando y recogiendo la lana en granjas de buena parte de Castilla y León, ha querido destacar que este subproducto casi no tiene valor para los ganaderos, pero es una labor clave para la sanidad de la ovejas, evitando enfermedades y mejorando su rendimiento

“Este año tenemos muchos problemas para vender la lana y lo que estamos haciendo es retirarla a los ganaderos que no tienen espacio para almacenarla y hacerlo nosotros a la espera de darla salida”, concluye Henryk Golab

Tags: 

Sección: