Agronews Castilla y León

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha reiterado hoy que el Gobierno ha dado una señal clara de apoyo al sector agrario y pesquero con la aprobación de un paquete “potente” de medidas de ayuda para hacer frente a las dificultades derivadas de la guerra en Ucrania, que han sido valoradas “positivamente” por las comunidades autónomas. El ministro ha señalado que ahora es momento de colaborar y trabajar conjuntamente entre Gobierno, organizaciones y comunidades autónomas para conseguir que las ayudas resulten eficaces y beneficien de forma preferente a los segmentos más afectados por la situación actual de crisis.

En la reunión del Consejo Consultivo celebrada esta tarde de forma telemática con la asistencia de los representantes autonómicos, el ministro ha puesto de manifiesto la amplitud de la respuesta del Gobierno para proteger a uno de los sectores más afectados por los efectos de la guerra y amortiguar el impacto de la crisis. Ha solicitado a las autonomías a que “refuercen” el apoyo arbitrando ayudas complementarias para “apoyar al sector que ahora tanto lo necesita”, si lo estiman oportuno.

El ministro ha pedido que las comunidades autónomas identifiquen los sectores a atender y sus consideraciones sobre criterios de elegibilidad y gestión para la ayuda de 193,4 millones de euros, de los que 129 millones de euros serán aportados por la Administración General del Estado.

Planas ha propuesto un cronograma de trabajo que incluye nuevas reuniones con las comunidades autónomas y con las organizaciones profesionales agrarias y cooperativas agroalimentarias a lo largo del mes de abril para definir los sectores más que deben recibir las ayudas de forma prioritaria en sus territorios.

Ha precisado que el 6 de abril se convocarán sendas reuniones con los secretarios generales y las comunidades autónomas para abordar los sectores objetivos a los que destinar las ayudas agrarias y, en el caso de pesca, para concretar la aplicación de los fondos.

La gestión y el pago de las mismas la realizarán las comunidades autónomas, a las que el Estado transferirá los fondos correspondientes, con el objetivo de que estén todas pagadas antes del 30 de septiembre.

El ministro ha destacado el esfuerzo del Gobierno para apoyar al sector por las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania y ha recordado que el real decreto-ley aprobado el martes por el Consejo de Ministros contempla para los sectores agrario y pesquero un total de 430 millones de euros en ayudas directas, entre las de carácter estatal y las financiadas con fondos europeos.

Además de los 193,4 millones de euros, hay un paquete específico de ayudas directas de Estado de 169 millones de euros para el sector productor de leche, mientras que el del sector pesquero suma en total 68,18 millones de euros.

El ministro ha destacado que la respuesta a la situación derivada de la guerra en Ucrania debe ser la prioridad de la Unión Europea para asegurar que la actividad agrícola, ganadera y pesquera no sufra impactos irreversibles, y que a este objetivo deben estar condicionadas todas las políticas comunitarias, lo que hace preciso instrumentos de flexibilización en la transición hacia modelos de producción más sostenibles. No se cuestionan los objetivos, pero es necesario acomodar los calendarios para adaptarlos a las necesidades de un momento en el que se dan unas circunstancias excepcionales.

El Ministro ha dado cuenta también de los puntos más importantes de la agenda del Consejo de Ministros de Agricultura de la UE, que tendrá lugar el próximo 7 de abril, entre los que destaca, por su importancia para el conjunto de los sectores agrarios afectados, la situación de los mercados agrícolas como consecuencia de la invasión rusa en Ucrania.

También se abordarán las conclusiones sobre la agricultura de carbono o la comunicación de la Comisión Europea sobre cómo garantizar la seguridad alimentaria y fortalecer la resiliencia de los sistemas alimentarios.