Agronews Castilla y León

La instalación en la mentalidad de buena parte de la sociedad de la protección del medio ambiente ha dado el impulso definitivo a las denominadas “energías renovables” de las que la solar es, sin lugar a dudas, una de las más conocidas y la más extendida en el uso diario de la misma.

Desde las iniciales placas solares a las actuales la evolución ha sido simplemente espectacular tanto en capacidad de absorción de luz solar, durabilidad del producto y amortización del mismo, algo que ha facilitado sobre manera la extensión antes citada. En estos momentos a la hora de tratar de montar una instalación de este tipo quizás la gran duda que se plantea es la elección entre placas solares monocristalinas o policristalinas

Lo primero que es necesario subrayar que en ambos sistemas el elemento fundamental de construcción es el silicio con lo que la calidad del panel que vamos a adquirir es evidente, más teniendo en cuenta la evolución que han vivido estas instalaciones en los últimos años fortaleciendo su resistencia y capacidad de generar energía. Los paneles monocristalinos se definen como aquellos que se construyen sobre la base de un silicio de alta pureza, lo que les va a dotar de su característico color negro intenso y sus bordes redondeados, siendo muy eficientes y resistentes de tal forma que pueden llegar a tener una longevidad que puede superar los cincuenta años sin ofrecer ningún problema técnico. Este tipo  de placas son especialmente recomendables para zonas en las que la exposición solar no sea alta, mostrando un buen comportamiento en aquellas partes en las que la situación lumínica sea baja, aunque es cierto que sus virtudes decrecen en los días nublados.

Por lo que se refiere a los paneles policristalinos, lo primero que hay que destacar es que tienen ya una dilatada carrera de funcionamiento, siendo su principal ventaja que cuenta con un coste inferior a los anteriores lo que hace que la inversión inicial sea menos costosa. La gran diferencia es el sistema de fabricación ya que parte de silicio fundido que se vierte en distintos moldes para dar diferentes formas a las células, con lo que se emplea menos materia prima, lo que explica el anteriormente citado menor coste. Quizás el principal problema al que tienen que hacer frente este tipo de paneles solares es la bajada de rendimiento a altas temperaturas lo que hace que sean menos recomendados en zonas muy cálidas.

Es evidente que la elección de unos paneles u otros no va a ser nada sencilla por lo que es recomendable acudir al apoyo de profesionales, con una larga experiencia en el sector como es el caso de Mastersinsolar que nos orientarán sobre qué modelo a elegir teniendo en cuenta la situación geográfica de nuestra instalación. En este sentido, es muy importante destacar que, tras la vivita del experto que nos orientará en nuestra inversión, está podía estar realizada en el plazo de 2-3 días contando con una garantía de 10 años.

Sección: