Agronews Castilla y León

La reciente reunión de la Comisión Permanente de la REd Española de Desarrollo Rural (REDR) valoró el documento que el MAGRAMA había remitido, con respecto a las “Reflexiones para la definición del modelo de aplicación de la nueva PAC en España”. 

La REDR quisiera destacar que en los últimos 20 años, el enfoque LEADER  ha resultado ser una herramienta eficaz y eficiente en la ejecución de políticas de desarrollo rural con un alto nivel de aceptación en toda Europa. 

La política de desarrollo rural debe contar además, de con un fondo propio suficientemente dotado, con otros procedentes de los diferentes fondos estructurales de la UE y completados con aportaciones de los gobiernos nacional y regional. 

Es muy importante reforzar el papel de los grupos de desarrollo rural y de las redes en que se integran aprovechando su experiencia, por lo que desde REDR se reclama una participación efectiva de los Grupos de Desarrollo Rural en el diseño y elaboración del Acuerdo de Asociación.

Destacar la importancia de FEADER, segundo pilar de la PAC, para el desarrollo general de las zonas rurales. El segundo pilar, que incluye expresamente el enfoque LEADER, debe constituir una herramienta de inversión plurianual y flexible para fomentar la competitividad, la innovación, la diversificación, la creación de pequeñas empresas, la creación de empleo y el acceso a las tecnologías de la información y comunicación, etc. 

Promocionar los sectores emergentes en la economía rural, tales como los servicios de la vida diaria (servicios de proximidad para mayores, cuidado de niños)  de mejora del marco de vida (mejora de la vivienda, seguridad, revalorización de espacios públicos), culturales y de ocio (animación sociocultural, valorización patrimonio cultural, deportes), gestión e innovación en el sector forestal, medio ambiente (gestión de residuos, energías renovables, cambio climático, ahorro de agua), de nuevas formas de turismo (naturaleza, cultura, congresos, gastronomía), de nuevas tecnologías en su uso empresarial (TIC, audiovisuales, multimedia), cohesión y responsabilidad social, emprendeduría, etc. 

La participación del Enfoque LEADER, para el próximo periodo de programación 2014-2020 en el FEADER, debe ser como mínimo un porcentaje similar al del anterior periodo: entre el 10 y 12 %. Y en ningún caso puede limitarse a financiar solamente actividades relacionadas con el sector agrario. Junto a esto, desde la Red se pide el mantenimiento del 25% para gastos de funcionamiento de los GALS, que no pueden convertirse en meros agentes “administrativos”, por tanto es importante  reforzar la autonomía financiera de los grupos de acción local e incluir, entre las medidas en las que van a trabajar, la cooperación interregional y transnacional. Se debe homogeneizar la cooperación transnacional entre los países de la Unión Europea. 

Transferencias entre pilares

Con respecto a las transferencias entre los pilares de la PAC, REDR entiende que sólo debería producirse, del primero al segundo, y destinado a fomentar actuaciones más centradas en la diversificación económica del mundo rural. 

Con respecto a los contenidos del Programa Nacional, la Red considera básica la necesidad de un marco normativo sobre definición de LEADER,  pero la implementación debe realizarse a través de los Planes de Desarrollo Rural de las distintas Comunidades Autónomas, aunque es importante favorecer una Red Rural Nacional, con una estructura descentralizada territorialmente, que permita explotar al máximo las sinergias y transferencias entre los actores rurales y las buenas practicas territoriales, fomentando además, la apuesta por iniciativas de cooperación, innovación y carácter piloto. 

Sección: