650.000 tubérculos se habrían quedado en los campos sin arrancar

Los cultivadores de patatas europeos dan 11.000 hectáreas por perdidas

  • NEPG advierte de los problemas con las existencias de la patata de siembra

José Ignacio Falces

5 de febrero de 2024

IMG 0731

Las malas condiciones climatológicas has provocado que más de 11.000 hectáreas de patata se hayan quedado sin sacar.

Desde la agrupación de los productores de patata de Países Bajos, Bélgica, Francia o Alemania aseguran que 650.000 toneladas de este tubérculo no se han podido arrancar o se han estropeado en el almacenaje.

Además, alertan de la falta de oferta de patata de siembra que puede provocar que buena parte de la misma vaya vinculado a los contratos así como de la fuerte demanda de producción que está ofertando la industria agroalimentaria europea.

La campaña de patata 2023: se cierra con una producción media pero con grandes diferencias por países

La producción de patata de los cuatro países que forma la NEPG alcanzó los 22,7 millones de toneladas, un 5,1 % más que en 2022 y casi igual a la media de los últimos 5 años. Estas cifras incluyen las pérdidas estimadas en campo.

Las patatas se produjeron en una superficie total de 519.583 hectáreas cifra que representa un 2 % más que en 2022.

Los rendimientos medios almacenados en la zona NEPG fueron de 43.700 kilos por hectárea lo que supone un ascenso del 1,4% sobre la campaña previa. 

patata

Estos datos globales, como pasa siempre con las generalizaciones, presentan fuertes diferencias en la situación en cada país. Así, en el caso de los Países Bajos los rendimientos, la superficie cultivada y, por tanto, la producción global  fueron inferiores en 2023 en comparación con 2022, basta con comprobar como por hectárea se ha obtenido una cifra de 41.500 kilos lo que supone una reducción del 11,5% sobre el dato previo cuando alcanzaron los 48.000 esto hace que la producción en este estado «naranja» haya caído un 14% para situarse en los 3,1 millones de tonelada.

patata
Siembra de patata en Toro – Zamora

 

En Bélgica, a pesar de las dramáticas pérdidas sufridas por muchos agricultores, la producción global aumenta un 18 % gracias a un aumento de la superficie del 7,9 % y a una mejora general de los rendimientos por hectárea que permiten que el volumen total de tubérculos recogidos en el citado país llegue a los 4,5 millones de tonelada.

Francia ha obtenido, en 2023, una producción global de patata de 6,8 millones de toneladas, superando en un 11,9% las cifras de 2022 y en un 5,7% al promedio del último quinquenio 2018/2022.

Finalmente, destacar que la recogida de este tubérculo en Alemania ha finalizado con un registro global de 8,1 millones de toneladas, ganando un 2,1%  a la campaña previa y un 1,5% al dato registrado como media entre 2018 y 2022.

Mayores costes de producción, mayores riesgos

patataDesde la citada asociación subrayan, en un reciente comunicado de prensa que muchos agricultores se están dando cuenta de que el cultivo de la patata no sólo es un negocio costoso, sino también arriesgado. Teniendo esto en cuenta la pregunta es: ¿Cuánta superficie se debe plantar en estas condiciones de mercado? La respuesta desde NEPG es contundente: Las mejores condiciones contractuales no compensan los mayores costes de producción y los mayores riesgos. Por si fuera poco, muchos parcelas que tradicionalmente se dedican en eso países a la patata han resultado dañados y compactados debido a un otoño extremadamente húmedo.

No hay suficientes semillas certificadas

La disponibilidad de patatas de siembra también es preocupante, según NEPG. Está claro que serán caras a pesar de la preocupación por la calidad de la semilla. Además, es probable, aseveran que los comerciantes de semillas elijan cuidadosamente a sus clientes. Esto significa que la disponibilidad de semillas estará vinculada a los contratos.

Advierten sobre la calidad de esa semilla ya que consideran que habrá muchas más semillas picadas, sobre todo de tamaño medio (45-55 mm), lo que no es habitual. Esa calidad menor puede afectar al número de plantas por hectárea y la producción global podrían ser un problema para el rendimiento potencial.

Concluyen desde NEPG que menos semillas y ligadas a un contrato, también significa que habrá menos patatas de compra libre.

Por otro lado, la industria de transformación sigue teniendo un gran apetito por una producción cada vez mayor. Será difícil contratar suficiente superficie para mantener la necesidad de patatas. 

patatas
Campo de patatas


Share This