María José Salvador - Corresponsal en Zamora - Agronews CyL

El Centro de Selección y Genética del Ovino-Caprino (OVIGEN), que se ubica en la Granja Florencia en Toro, consiguió el año pasado un total de 63.000 dosis seminales tanto refrigeradas como congeladas.

El director Técnico del Centro, Fernando Freire, ha dicho a AGRONEWS CASTILLA Y LEÓN que “es un tendencia positiva ya que en los últimos años estamos viendo incrementar el número de dosis y eso es muy importante”. “Nos damos cuenta que los ganaderos cada vez más confían en que la inseminación mejora la calidad de sus explotaciones”.

De hecho, hay que señalar que en los últimos tiempos el Centro ha conseguido aumentar cada año alrededor de 3.000 dosis “y eso es una tendencia que hemos venido observando desde el año 2012 lo cual es muy positivo”, ha señalado Freire.

El centro cuenta en la actualidad con unos 400 animales y abastece a unas 1.000 ganaderías de toda Castilla y León “eso nos convierte en un referente en la Comunidad”, ha señalado Freire.

Entre los proyectos que está llevando a cabo OVIGEN está la exportación que realizaron el año pasado a Estados Unidos de 10.000 dosis de raza assaf “gracias a la Junta de Castilla y León tenemos un convenio con este país ya que ellos no tienen tan avanzado el ovino lechero y nos permite hacer un seguimiento sobre este sector puesto que no hay mucho censo como ocurre en España y ellos tienen intención de hacer queso”.

OVIGEN funciona “bien y estamos contentos con la proyección que tiene”, asegura Freire, quien reconoce que “la evolución cada vez es mayor y podemos ofrecer al ganadero muchos más servicios”. “El año pasado ofertamos el control de fertilidad de machos en las granjas. Técnicos del centro acuden a una explotación, se hace una extracción de semen a los animales que después se valora esa calidad seminal para saber si el animal es fértil o no, de esta manera se descartan aquellos machos que no son fértiles o no tienen una buena calidad espermática”, confirma Fernando Freire.

Otro de los proyectos que han retomado en el centro es el de la congelación de embriones. Hace años se planteó este proyecto aunque no llegó a materializarse, en este momento, se ha retomado y ya se han obtenido los primeros embriones de la raza Assaf que, posteriormente, han sido implantados en madres receptoras. La materialización de este proyecto es una consecuencia de la apuesta realizada hace años por varias asociaciones de criadores de razas ovinas y una de caprino por mantener el Centro de Selección y Genética como referente regional.

El Centro aunque cuenta con varias razas de ovino, el 75 por ciento de las dosis que producen pertenecen a la Assaf. Parte de las dosis seminales se comercializan en diferentes mercados e incluso a nivel internacional.

Sección: