Agronews Castilla y León

Las organizaciones agrarias Asaja Extremadura y UPA-UCE Extremadura, junto a Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura, han celebrado una asamblea para hoy miércoles, 10 de noviembre, en Talayuela (Cáceres), de todos los tabaqueros de la región para determinar las medidas a poner en marcha ante la problemática de precios que atraviesa este sector.

Las organizaciones agrarias y las cooperativas extremeñas han destacado que los agricultores que cultivan tabaco en Extremadura reciben un precio por su producción por debajo de los costes de producción, lo que pone en riesgo la viabilidad de las explotaciones y el futuro de un cultivo sostenible que aporta 139 millones de euros a la economía regional, que fija la fija población rural y genera empleo.

“Queremos que la convocatoria para mañana de una asamblea de todos los tabaqueros sirva para establecer una mesa de diálogo con la que llegar a acuerdos que sean beneficiosos para todo el sector y en los que participen todas las partes, porque todas asuman para que podamos llegar a unos precios justos que garanticen el futuro de este cultivo”, han señalado.

Asaja, UPA-UCE y Cooperativas Agroalimentarias Extremadura consideran que los sectores agrarios necesitan estabilidad y apuestan por alcanzarla a partir de una garantía de producción, con contratos plurianuales entre productores e industria tabaquera y con unos precios razonables que garanticen el futuro de las explotaciones.

“Hoy día no tenemos ni compromiso de contratación plurianual ni precios justos y queremos pedir a la industria que cambie esa dinámica, que suba el precio que se
paga a los agricultores y que abran una línea de diálogo con el sector”, han subrayado las organizaciones agrarias y las cooperativas, que ya han mantenido reuniones con la Consejería de Agricultura y con Cetarsa sin que se hayan planteado aún soluciones para el sector.

Según han explicado, el coste de producción de un kilo de tabaco es de 2,75 euros, mientras que el precio que paga la industria al agricultor es de 2,30 euros, por lo que se está produciendo a pérdidas y eso pone en peligro el futuro del cultivo a nivel nacional, que se concentra en el norte de la provincia de Cáceres.

Asaja, UPA-UCE y Cooperativas Agroalimentarias Extremadura coincidieron en destacar el gran trabajo realizado por el sector y por la Administración en torno al Plan Estratégico de la futura PAC y apostaron por realizar esta misma labor de cara al establecimiento de unos precios razonables para los agricultores que cultivan tabaco con el objetivo de garantizar el futuro de un sector del que viven 20.000 familias extremeñas.

Tags: 

Sección: