Agronews Castilla y León

En los últimos años el sector primario ha tenido que adaptarse a los nuevos gustos de los consumidores y consumidoras. Como, por ejemplo, el aumento de la demanda de frutos secos, que crece alrededor del 5% al año en Euskadi. Sin embargo, solo el 20% de lo que se consume es producido en la Comunidad Autónoma Vasca, lo que abre una puerta para la producción y comercialización de frutos como las nueces en todo el territorio. También el consumo de la cerveza artesanal está aumentando. Esta bebida emplea una mayor cantidad de lúpulo en su proceso de elaboración que la cerveza industrial y, además, pone en valor tanto el tipo de lúpulo utilizado como su origen.

En este escenario, desde NEIKER hemos organizado en colaboración con la Asociación de Desarrollo Rural ADR Añana, Diputación Foral de Álava y la Fundación HAZI, una jornada técnica con el objetivo de mostrar el potencial que tiene para el sector primario el cultivo de frutales de cáscara, principalmente nogales, y la producción de lúpulo.

El director de Agricultura y Ganadería del Gobierno Vasco, Jorge Garbisu, ha destacado durante la salida a campo que “la diversificación de los cultivos y la apertura a nuevos mercados forman parte del eje estratégico del Gobierno Vasco para ayudar al primer sector a ajustarse a las nuevas circunstancias, favoreciendo, además, la producción local de alimentos que, hasta la fecha, no se han cultivado en Euskadi o que aún cuentan con una baja presencia”.

El evento ha tenido lugar hoy en las fincas experimentales de Zambrana y Berantevilla han participado agricultores, técnicos y productores interesados en las posibilidades que ofrece la implantación de este tipo de cultivos. Se han dado a conocer los resultados de los ensayos, además de información sobre cómo se llevó a cabo la instalación de los cultivos y el manejo agronómico realizado.

Seis variedades de lúpulo, a prueba

En el caso del ensayo de lúpulo, esta será la sexta campaña de cultivo en la que participará el centro tecnológico con el fin de evaluar la adaptación de distintas variedades de lúpulo a las condiciones de Álava. Así, desde el año 2017 se han plantado seis variedades de lúpulo (NUGGET, MAGNUM, PERLE, CASCADE, SPALT y SAAZ) en la finca experimental de Berantevilla y los resultados obtenidos hasta ahora son diferentes según la variedad. “Algunas están teniendo un mejor comportamiento y una estabilidad anual que las hace interesantes para las condiciones en las que se encuentran”, afirma Roberto Perez-Parmo, técnico del departamento de Producción y Protección Vegetal de NEIKER.de los nogales

Nogales a punto de entrar en fase producción

Después de visitar la parcela experimental de lúpulo, los asistentes han tenido la ocasión de acudir a una sesión informativa sobre plagas y enfermedades que afectan al nogal, en Zambrana. Los visitantes han podido observar algunas de las enfermedades presentes en este tipo de cultivos y cómo tratarlas. “Hay que tener presente que el propósito de este campo experimental es el de mostrar la viabilidad técnica del cultivo, siendo al mismo tiempo un recurso formativo para los futuros productores de nueces”, explica Amaia Ortiz, responsable del Departamento Producción y Protección Vegetal de NEIKER. También se han explicado aspectos del manejo agronómico como el riego, el abonado, los tratamientos fitosanitarios o la poda, y se ha comprobado la diferente evolución de las tres variedades de nogales a estudio, así como el efecto de los sistemas de poda utilizados.

Aunque en Zambrana hay otros frutales de cáscara, en esta ocasión la formación se ha centrado en el cultivo del nogal porque están a punto de entrar en una fase inicial de producción. De hecho, se espera que para el año próximo puedan estar en torno al 15% de su potencial.

Sección: