Agronews Castilla y León

El NEPG, la Asociación de Cultivadores de Patata del Noroeste de Europa, estima que la superficie cultivada de este tubérculo se ha elevado, en Francia, Alemania, Holanda, Bélgica y el Reino Unido, un 0,5% en comparación con el año pasado hasta las 621.148 ha.

Desde la agrupación ven con preocupación esa situación aunque aseguran que la aparición del  COVID-19 ha impedido organizar las siembras

La mayor parte del aumento se produce en Alemania y Francia, donde parece que se han realizado transferencias desde la patata de industria hacia la de mesa. Así en el caso germánico el incremento de la superficie es del 2% hasta las 189.700 hectáreas mientras que en el galo es del 1,4% sumando 154.900. Bélgica muestra un ascenso más moderados del 0,9% con las 97.947 hectáreas sembradas este año mientras que Holanda muestra una bajada del 2,4% hasta las 77.000 y  Gran Bretaña ha sido del promedio de cinco años aunque desciende un 1,6% en relación a la campaña previa con 101.601 has.

El NEPG enfatiza que es siempre el rendimiento y no el área la que genera el volumen de la próxima cosecha y aún es demasiado pronto para estimar estos rendimientos. Las condiciones secas al comienzo del ciclo de cultivo es muy posible que ya haya limitado el potencial disponible.

 

Situación mundial

Por lo que se refiere a la campaña mundial, según la NEPG, hay muchas más preguntas y condiciones para orientar al mercado.

El mercado del próximo año no solo dependerá de las condiciones de cultivo de la cosecha en los 5 grandes países de la papa en Europa. Así la superficie de este tubérculo en  los Estados Unidos se ha reducido en un 5%.

La primera parte de la temporada de desarrollo de la planta fue demasiado seca, y el recuento de tubérculos y los rendimientos en Alemania son más bajos de lo habitual. Se espera que se cosechen menos patatas tempranas como consecuencia de una primavera muy seca, un período de frío que  paralizó el desarrollo de algunos de los campos, y la mayoría de los productores han decidido cosechar normalmente y no esperar demasiado.

Muchas preguntas permanecen sin respuesta aseguran desde NEPG ... la más importante es: ¿Cuál será la influencia de la pandemia COVID-19 en los mercados en los próximos meses? Por último, pero no menos importante, ¿cómo están preparados los productores para un almacenamiento más largo (y más costoso) sin el uso de CIPC, que ahora está prohibido en toda Europa?

Sección: