Agronews Castilla y León

 

  •  Incrementaron por encima del resto el valor de sus exportaciones vitivinícolas en 2019, con caída de la facturación en otras regiones con precios más bajos al estar más enfocadas a los productos más económicos, cuyo precio además bajó tras la histórica cosecha de 2018.
  • Castilla-La Mancha, Extremadura y Comunidad Valenciana, las que más crecieron volumen, pero con fuerte pérdida en valor. Son las únicas que registraron un precio inferior a la media española.
  • Baleares, Canarias, Castilla y León y País Vasco registraron los precios más altos.
  • Las 50 provincias exportaron productos vitivinícolas, 38 de ellas a un precio superior a la media española. Barcelona en valor y Ciudad Real en volumen lideran las ventas en 2019. 

 Los datos de Aduanas referidos a las exportaciones vitivinícolas españolas, analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), nos permiten conocer cómo se desarrollaron las ventas exteriores por comunidades autónomas y por provincias durante 2019. La abundante cosecha obtenida en España en 2018 propició un crecimiento del 6,2% en el volumen vitivinícola exportado por nuestro país durante 2019, hasta alcanzar los 2.710 millones de litros (+159 millones). Sin embargo, precisamente para poder dar salida a la gran cantidad de producto disponible, el precio medio bajó un 14% (de 1,30 a 1,11 €/litro), lo que provocó una pérdida de ventas en valor del 8,8%, hasta los 3.014,7 millones de euros (-289 millones).

Este gran crecimiento (más bien recuperación) en términos de volumen experimentado en 2019 se ha producido tras la fuerte caída registrada en 2018, que fue, sin embargo, el mejor año de la historia a nivel de facturación.

Tras esta breve introducción, se analizan cómo han evolucionado las exportaciones vitivinícolas españolas por comunidades autónomas, primero, y por provincias, después.

Las comunidades autónomas más enfocadas a los productos más económicos, las que más ingresos pierden junto a Cataluña

Castilla-La Mancha repite un año más como primera Comunidad exportadora con más del 55% del volumen y el 25,6% de la facturación total, marcando por tanto la evolución global, para bien (volumen) y para mal (valor), al ser la que más aumentó sus exportaciones en términos de volumen (+165 millones de litros), pero la que más euros perdió (-120 millones).

Las dos siguientes que más crecieron en volumen fueron Extremadura (+21 millones de litros), que superó 4 años después a Cataluña (- 10,6 millones) como tercera proveedora, y la Comunidad Valenciana (+17,4 millones), que consolida su segunda puesto. Sin embargo, tanto Extremadura (-25,5 millones de euros) como la C. Valenciana (-17,3 millones) redujeron bastante su valor, como ocurrió también con CLM; las tres fueron las únicas que registraron un precio inferior a la media de exportación española por la mayor presencia de los productos más económicos entre sus ventas, los cuales, en general, bajaron bastante de precio. Extremadura y CLM rondaron los 50 céntimos por litro, mientras que el precio de la C. Valenciana bajó hasta los 92 céntimos.

Cataluña fue la segunda que más redujo sus exportaciones en términos absolutos tanto en volumen (-10,6 millones de litros), solo superada por Murcia (-28 millones), como en valor (-73,8 millones de euros), en este caso tras la ya mencionada Castilla-La Mancha. Murcia registró una importante caída también en valor (-47,4 millones de euros).

Por otra parte, las exportaciones desde La Rioja se mantuvieron relativamente estables. Es la tercera Comunidad exportadora en términos de valor pese a ser la sexta en volumen, al registrar un precio muy superior a la media por estar más enfocada a los vinos con DOP, productos de gran valor añadido. Algo similar ocurre con Castilla y León y el País Vasco, cuyos precios medios – 5,02 y 3,85 euros por litro respectivamente – solo fueron inferiores a los registrados por las regiones insulares: Baleares (8,60 €) y Canarias (6,99 €). Las exportaciones castellanoleonesas y vascas registraron leves variaciones respecto a 2018, al igual que las de Canarias, mientras que Baleares creció mucho más en volumen que en valor al bajar de precio, pese a ser superior al resto.

Navarra (+4,6 millones de euros), Madrid (+4 millones), Galicia (+1,8 millones) y Andalucía (+1,6 millones) fueron las Comunidades Autónomas que más aumentaron el valor de sus exportaciones en términos absolutos. Mientras, Aragón sigue la tendencia global al crecer a buen ritmo en volumen, pero perder facturación. En volumen, hay que mencionar que Navarra perdió un 20% de sus ventas por la fuerte caída del vinagre, pero el vino se mantuvo estable. Destaca en 2019 el enorme impulso de las exportaciones desde Asturias, así como desde Cantabria en volumen, pero a precios más bajos que redujeron su valor. Cantabria es la Comunidad que menos cuota tiene en exportación vitivinícola con algo menos de 100.000 litros y de 170.000 euros.

Barcelona en valor y Ciudad Real en volumen, las que más venden.

Teruel, la que menos Todas las provincias españolas exportaron productos vitivinícolas en 2019, en mayor o menor medida. Casi la mitad (24 de 50) aumentó el valor de sus exportaciones, mientras que fueron 28 las que vendieron más litros. Barcelona en valor y Ciudad Real en volumen lideraron el ranking, con Teruel como la que menos cuota tiene, pese a crecer a muy buen ritmo. 38 de las 50 exportaron a un precio suprior a la media española, si bien las principales proveedoras en volumen lo hicieron muy por debajo, por la mayor presencia del granel y/o del mosto entre sus ventas.

Ciudad Real lideró claramente las exportaciones en volumen con 771 millones de litros (+9,5%), el 28,4% del total, mientras que Toledo pasa de cuarta a segunda proveedora al crecer un 36% hasta los 272 millones. Ambas fueron las que más crecieron respecto a 2018 en términos absolutos, algo más Toledo (+71,6 millones de litros) que Ciudad Real (+67 millones). Las siguientes  que más crecieron fueron Cuenca, sexta vendedora (+28,5 millones), Valencia, quinta (+25,6 millones), y Badajoz, cuarta (+21 millones). Albacete cae al tercer puesto del ranking al vender algo menos el pasado año. Estas seis provincias están mayormente enfocadas a productos con escaso valor añadido, lo que explica que tengan precios inferiores a la media y, por tanto, tengan menos peso en términos de valor que de volumen.

En cambio, Barcelona lideró un año más el valor de las exportaciones españolas de forma clara con 508,4 millones de euros (- 12,7%), el 17% del total, al estar más enfocada a Cavas y envasados con DOP, vinos con mayor valor. Le sigue en el ranking Ciudad Real, con 410,6 millones de euros (-15%). Ambas fueron las que más ingresos perdieron, casi 75 millones de euros menos cada una. La Rioja gana cuota como tercera vendedora en valor al caer solo un 1,4%, seguida de lejos por Valencia y Álava, estables, y por Murcia (-47,4 millones). Entre el puesto 7 y el 9 encontramos a Albacete, Cuenca y Toledo, las tres con datos negativos. Las que más aumentaron sus ingresos en cifras absolutas fueron Navarra (+4,6 millones de euros), Madrid (+4 millones), Álava (+3 millones), Pontevedra (+1,9 millones) y Cádiz (+1,8 millones), todas ellas más enfocadas a los envasados que a los graneles. Aunque no se encuentran entre las principales vendedoras, provincias como Tarragona, Oviedo, Sevilla, Huelva, Soria, León, La Coruña, Guadalajara o Jaén ganaron cuota entre las exportaciones vitivinícolas españolas en 2019. En cambio, otras como Alicante, Guipúzcoa, Lérida, Gerona, Salamanca o Castellón redujeron bastante sus ventas.  

Tags: 

Sección: