Agronews Castilla y León

Nanta ha patrocinado por decimotercera vez la XVIII Lonja Nacional de Ovino, jornada profesional del sector ovino organizada por la Asociación Española de Lonjas y Mercados en Origen (AELMO), que este año ha tenido lugar en Murcia el pasado día 3 de mayo.

Tras la inauguración de la jornada por parte del presidente de la Lonja Agropecuaria Mercamurcia, Ricardo Rubio, la concejal de Comercio, Organización y Relaciones Institucionales del Ayuntamiento de Murcia y vicepresidenta de Mercamurcia, Maruja Pelegrín, y el presidente de AELMO, Urbano Caballo Arroyo, se llevó a cabo una actualización de la situación del sector ovino de la mano de Francisco Javier Sidrach de Cardona, subdirector general de Ganadería, Pesca y Acuicultura de Murcia, donde el censo asciende a más de 619.000 cabezas de ovino, de los que aproximadamente un tercio son corderos1.

 

Estrategias para la reducción del uso de antibióticos

Ante el nuevo escenario planteado en la actualidad en el que se requiere unas mejores prácticas en el uso de antimicrobianos, una reducción de las medicaciones en los piensos y la utilización de una sola premezcla, uno de los temas clave de la jornada fue el uso racional de antibióticos. Así, José María Bello, jefe de producto de ovino y caprino de Nanta, expuso estrategias para la reducción del uso de estos medicamentos en la práctica ovina. “Los antimicrobianos son una herramienta fundamental para una producción ovina eficiente, sostenible y rentable económicamente.” – declaró – “Por ello es fundamental preservarlos comprobando que los aplicamos correctamente y monitorizando la sensibilidad de los microorganismos que se deben tratar con estos”.

Por parte de Nanta también intervino Román Lechuga, de los servicios técnicos de ovino que, junto a José María Bello, mostró la reducción real de presión antibiótica en cebaderos de ovino. Así, ambos compartieron los resultados de las acciones realizadas con clientes de la compañía para reducir el uso de antimicrobianos en las granjas de ovino de cebo.

Estas acciones están englobadas en el proyecto “Nutrición sostenible”, una iniciativa que Nanta puso en marcha hace más de dos años con el objeto de reducir la presión antibiótica en la producción de todas las especies a través de auditorías en granja y la implementación de medidas de buenas prácticas.

Tal y como expuso Bello, “la adaptación a la nueva situación de reducción de uso de antibióticos parte de la realización de auditorías con el objetivo de detectar, controlar y mejorar puntos críticos, como pueden ser las instalaciones de nuestros cebaderos, las medidas de bioseguridad y el bienestar de los animales, entre otros, mediante técnicas de prevención, la vacunación y, por supuesto, a través de una correcta nutrición y la investigación de nuevas soluciones nutricionales”. Además, también es fundamental la monitorización de los tratamientos aplicados hacia patógenos como Pasteurella multocida, Mannheimia haemolitica o Escherichia coli, con la finalidad de mejorar la eficacia de estos.

 

Una reducción del 34% en los principios activos empleados en los piensos

En el periodo de 2016-2018, Nanta llevó a cabo 90 auditorías en 65 cebaderos de corderos repartidos por toda la Península Ibérica. Los resultados de estas auditorías, tal y como expusieron Bello y Lechuga, muestran una reducción del 34 % en los principios activos empleados en los piensos (salvo Decoquinato, que también se ha reducido considerablemente).  Una cifra que asciende al 39 % si el principio activo se estima por tonelada de pienso.

“Estos resultados reflejan el buen hacer del sector” -explicó Chema Bello – “que se ha esforzado en reducir el uso de antimicrobianos a pesar de la complejidad añadida del ovino por las peculiaridades propias de esta producción debido su enlace con la comercialización”.

Tags: 

Sección: