Agronews Castilla y León

La secretaria de Empleo de CCOO, Lola Santillana, y el responsable de Industria Alimentaria de CCOO de Industria, Vicente Canet han explicado, recientemente a los medios de comunicación, que gracias a las denuncias y a la presión de CCOO, se ha logrado que el 25% de los trabajadores y trabajadoras que estaban empleados bajo la figura del falso autónomo en el sector cárnico, alrededor de 5.300 personas, sean dadas de alta en el Régimen General de la Seguridad Social.

Recordaron que la mayoría de estas personas están o estuvieron asociadas a Servicarne y reconocieron que el trabajo sindical todavía no ha terminado. Quedan veinte mil personas por regularizar, que carecen de derechos y que son mano de obra barata para las empresas cárnicas.

Lola Santillana criticó que el Ministerio de Trabajo “no haga nada” para acabar de una vez por todas con Servicarne. En su opinión es “incoherente” que el ministerio no la haya descalificado todavía, pese a que la propia Inspección de Trabajo emitió en julio un informe que daba la razón a CCOO y que concluye que no se trata de una cooperativa. “Si se quiere acabar con el fraude y garantizar la estabilidad en el empleo y los derechos laborales de los trabajadores y trabajadoras, Servicarne debe ser descalificada de inmediato”, subrayó.

En la rueda de prensa, el sindicato también presentó el "Semáforo Laboral Cárnico", que ya está colgado en la página web de CCOO de Industria (www.industria.ccoo.es). Identifica en color verde a las empresas y a los grupos industriales que tienen a sus trabajadores y trabajadoras en el Régimen General de la Seguridad Social y que aplican el convenio sectorial. Las que están en proceso de acabar con las prácticas de fraude y de explotación laboral aparecen en amarillo. En rojo figuran las que fabrican y comercializan productos que han sido elaborados por falsos autónomos y autónomas, personas sin derechos que están asociadas a falsas cooperativas.

“El objetivo es empujar a las grandes superficies a que dejen de comercializar carne manchada de fraude". Los consumidores y las consumidoras sabrán qué marcas incumplen y qué grandes superficies la ponen a la venta, explicó Vicente Canet. “Un grupo de empresas son las culpables de esta situación y los supermercados tienen la opción de colaborar con el sindicato para encontrar una solución”.

La web también incluye un apartado que explica cómo funciona el fraude de las falsas cooperativas que trabajan en el sector cárnico y que recoge información que ha sido extraída de un acta de liquidación de la Inspección de Trabajo. Además, relata qué consecuencias tiene esta situación para el falso autónomo/a.