Agronews Castilla y León

El sector agrario del Siglo XXI vive un proceso veloz de modernización, de digitalización y de búsqueda de nuevos cultivos y formas de trabajar la tierra, sobre la base de la sostenibilidad, lo que requiere de la redimensión de las explotaciones, pero también de las empresas que colaboran con los agricultores en estos avances. El desarrollo de alianzas estratégicas se ha convertido casi en una necesidad de muchas de ellas para seguir avanzando en su desarrollo, precisamente de una mentalidad común en esa línea surge Balam Agriculture, fruto de la unión de dos empresas de reconocido prestigio en el sector primario como son Galpagro y Cbh.

La nueva empresa, que toma su denominación de la diosa maya protectora de los campos y de las cosechas, va a ofrecer al agricultor, al empresario agrario actual, un nuevo modelo de gestión que le va a permitir seguir dando pasos en la mejora de la rentabilidad de sus explotaciones, con la aplicación de las nuevas tecnologías o la puesta en marcha de nuevos cultivos, algunos alternativos a los actuales, todo ello sobre la base de la sostenibilidad y el respeto del medio ambiente, siguiendo la línea que parece que van a marcar para los próximos años tanto el consumidor como las políticas agrarias de la Unión Europea con estrategia como la de la “Biodiverdidad” o la de la “Granja a la Mesa” que buscan hacer una PAC cada vez más verde.

En este sentido, Balam Agriculture apuesta por el desarrollo de los llamados cultivos modernos de alta densidad como pueden ser el ajo, el almendro, el olivar o la matalauva, de los que ya gestiona más de 75.000 hectáreas repartidas entre Marruecos, España y Portugal , de las que más de 25.000 se realizan en sistema EPI. Desde la citada empresa trabajan con intensidad en el desarrollo y la extensión de este tipo de producciones que el agricultor debe ver como una nueva oportunidad frente a los sistemas tradicionales y nunca como una amenaza para los mismos.

La citada empresa que ahora nace va a contar con cuatro sedes situadas en Córdoba, Barrax, Talavera y Portugal, dos centros destinados a la investigación, así como campos de ensayos de las distintas variedades y sistema de labor con los que trabajando que incluye colaboraciones con las principales universidades para alcanzar un valor de más de 30 millones de euros. Todo ello con un capital humano de más de 300 personas, de los que 40 son técnicos altamente cualificados, sin olvidar un importante parque logístico y de maquinaria, destinado a apoyar a los agricultores en estos avances.

Balam Agriculture arranca su labor con una cifra de negocio agregado de 40 millones de euros, pero con el objetivo, dentro del plan estratégico elaborado en conjunto por las dos empresas matrices, de ir alcanzando un crecimiento porcentual, año a año, que permita que esa cifra llegue a los 75 millones en 2025.

Todos estos objetivos se describen en el vídeo Shape the future editado por la citada empresa