Agronews Castilla y León

El director general de Desarrollo Rural y Forestal, Federico García Izquierdo, participó ayer, 25 de agosto, en la jornada ‘Nuevos retos, nuevas oportunidades para el desarrollo de nuestros territorios’ en el centro de emprendedores de Puerto Lumbreras, junto a la alcaldesa del municipio, María Ángeles Túnez, el regidor de Fuente Álamo, Antonio Jesús García Conesa, y técnicos de la Consejería y de Campoder, donde explicó que “la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente destina cerca de 19 millones de euros a los grupos de acción local (GAL) para llevar a cabo acciones de desarrollo rural en el periodo 2014-2020”. Estos grupos son los encargados de elaborar y poner en práctica las estrategias de desarrollo local participativo, iniciativas y proyectos en su territorio.

El director informó de que se han seleccionado cuatro grupos que actualmente están elaborando la Estrategia de Desarrollo Local Participativo.

Durante el nuevo periodo, se conjugarán las iniciativas públicas y privadas, fomentando la base participativa que estimule el desarrollo de las zonas rurales, mediante un enfoque integrado, innovador y multisectorial, partiendo de los recursos y necesidades que ya existen en el territorio y teniendo en cuenta las opiniones y sugerencias de las personas que viven en esas zonas.

En la jornada organizada por el GAL Campoder, asociación para el desarrollo rural que engloba los municipios de Águilas, Cartagena, Fuente Álamo, Lorca (parcialmente), Mazarrón, Murcia, Puerto Lumbreras y Totana (parcialmente), se expuso que con la metodología LEADER, ayudas de la Unión Europea para el desarrollo rural, se cede la iniciativa de planificación a las comunidades locales, organizadas en asociaciones público privadas GAL que elaboran y ejecutan una estrategia.

En la citada estrategia se establecen objetivos concretos que se materializan en un plan de acción de desarrollo de las distintas zonas rurales, que incentivan actuaciones como industrias agroalimentarias (microempresas), ecoturismo, restauración, accesibilidad en rutas y sendas, talleres de artesanía, nuevas tecnologías, rehabilitación y conservación del patrimonio cultural, así como actividades formativas como jornadas y publicaciones.

García Izquierdo indicó que “en la dinamización de la actividad económica de nuestras zonas rurales es fundamental la participación de la población y asociaciones, así como la utilización y puesta en valor de los recursos endógenos del territorio”