Agronews Castilla y León

En la Región de Murcia se recogieron el año pasado 30.000 toneladas de almendras, lo que supuso un aumento de 4.500 toneladas respecto al 2016, ya que se recogió el fruto de las nuevas plantaciones.

Este año, como consecuencia de las heladas que se produjeron en febrero y marzo, ha descendido la producción de las variedades tempranas como largueta y marcona y se prevé una disminución en la cosecha del 25 por ciento, por lo que se recogerán alrededor de 22.500 toneladas.

La Región cuenta con una superficie de 76.400 hectáreas. De ellas, el 91 por ciento corresponde a secano y el 9 por ciento restante a regadío.

El consejero de Agua, Agricultura, Ganadería y Pesca, Miguel Ángel del Amor, visitó una finca ecológica de almendros en Bullas, que se encuentra en plena campaña de recolección, y destacó que “la Región cuenta con una superficie en agricultura ecológica de unas 80.000 hectáreas, de ellas el 43 por ciento es de frutos secos”.

Alrededor de 25.000 hectáreas reciben ayudas enmarcadas en el Programa de Desarrollo Rural de la Región de Murcia. El objetivo es conseguir una agricultura sostenible y de calidad, compatible con el medio ambiente en línea con los principios de la Política Agraria Común Europea.

En el sector de frutos secos, principalmente en secano, estas ayudas son un complemento para hacer viables las explotaciones que apuestan por mantener la actividad agraria en zonas de secano y luchar contra el despoblamiento rural. Además, del Amor enfatizó “la gran importancia del cultivo para evitar la desertificación de la Región y fomentar el mantenimiento del paisaje”.

Plan de actuación de lucha contra la avispilla del almendro

Por otra parte, a inicios del mes de agosto se detectaron los primeros focos de la avispilla del almendro en diversas plantaciones del Altiplano. Este insecto deposita los huevos en el interior de la almendra, lo que conlleva que las larvas se desarrollen por completo alimentándose de la pepita.

La Consejería cuenta con un plan de acción sobre esta plaga que ocasiona fuertes problemas de rendimientos en las zonas afectadas, con mermas de producción superiores al 60 por ciento. Al respecto, el titular de Agricultura recomendó a los agricultores que estén en plena recolección y detecten la plaga “avisar a los servicios de sanidad vegetal”.

Dentro de este plan se desarrolla una campaña informativa destinada a las cooperativas, almacenes de procesado de almendra y agricultores, por la que se explica cómo identificar esta plaga y sus efectos adversos. Además, se mantienen contactos permanentes con representantes de las organizaciones agrarias y se continúa con las prospecciones y tomas de muestras para analizar el comportamiento del insecto en las condiciones climáticas de la Región y estudiar la presencia de posibles depredadores o parásitos.

Tags: 

Sección: