LA UNIÓ denuncia sanciones contra agricultores y pide reunión urgente con subdelegado del Gobierno en Alicante

Agricultores alicantinos enfrentan multas tras protestas

Agronews Castilla y León

29 de febrero de 2024

madrid

En medio de una crisis agraria que golpea con fuerza al sector, los agricultores alicantinos se enfrentan a una nueva afrenta: multas por participar en tractoradas de protesta. La situación ha generado indignación y críticas hacia las autoridades, acusadas de falta de sensibilidad frente a las dificultades que atraviesan quienes trabajan la tierra. La organización agraria LA UNIÓ ha lamentado y rechazado estas sanciones, anunciando su intención de solicitar una reunión urgente con el subdelegado del Gobierno en Alicante, Juan Antonio Nieves.

La Unió Llauradora i Ramadera ha levantado la voz en nombre de numerosos agricultores y ganaderos de la provincia de Alicante, quienes en los últimos días han recibido sanciones por su participación en las tractoradas convocadas como forma de protesta por la situación crítica que enfrenta el sector agrario. Para LA UNIÓ, resulta incomprensible que en un momento de profunda crisis para el campo, las autoridades opten por penalizar a quienes expresan su descontento de manera pacífica y legítima.tractores

«Es totalmente inaudito que las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado y las Administraciones se dediquen a perseguir a los agricultores que únicamente han trasladado su malestar por la situación de hartazgo en la que se encuentran a las calles y carreteras», señala la organización agraria. En lugar de centrarse en problemas como los robos en el campo o las prácticas abusivas de la gran distribución en la cadena alimentaria, las autoridades parecen enfocar sus esfuerzos en reprimir las manifestaciones legítimas de los agricultores.

Ante esta situación, LA UNIÓ ha anunciado su decisión de solicitar una reunión urgente con el subdelegado del Gobierno en Alicante, Juan Antonio Nieves, para abordar la problemática de las multas y buscar una solución que respete los derechos de los agricultores. La organización considera que estas sanciones son injustas y desproporcionadas, especialmente considerando el contexto de crisis que atraviesa el sector agrario y la necesidad de apoyo y solidaridad por parte de las autoridades.

Las multas recibidas por los agricultores alicantinos varían en cuantía y en los motivos aducidos. En algunos casos, se les acusa de participar en concentraciones no comunicadas, mientras que en otros se les imputa obstruir la vía pública con tractores, generando colapsos logísticos. Sin embargo, LA UNIÓ sostiene que muchos de estos expedientes sancionadores contienen información errónea o sin justificar, lo que agrava aún más la injusticia de estas medidas.

En conclusión, la situación de los agricultores alicantinos, enfrentando multas por ejercer su derecho a la protesta en medio de una crisis económica y social en el campo, pone de manifiesto la necesidad de una mayor sensibilidad y empatía por parte de las autoridades. LA UNIÓ continuará defendiendo los intereses de los agricultores y exigiendo un trato justo y equitativo para quienes trabajan la tierra y sostienen el tejido rural de la provincia de Alicante.multas

Multas a los agricultores

En este sentido, la reacción de LA UNIÓ no solo refleja la preocupación por las multas injustas impuestas a los agricultores alicantinos, sino que también resalta la importancia de proteger el derecho fundamental a la libertad de expresión y a la protesta pacífica en democracia. En un momento en el que los desafíos del sector agrario se agudizan, es fundamental que las autoridades actúen con sensibilidad y comprensión hacia las demandas legítimas de los agricultores, en lugar de optar por medidas punitivas que solo agravan la situación.

Además, estas multas llegan en un momento en el que los agricultores ya están lidiando con numerosos obstáculos, desde los desafíos climáticos hasta la presión económica de los bajos precios de los productos agrícolas. La imposición de sanciones económicas adicionales solo aumenta la carga sobre los hombros de aquellos que ya se enfrentan a una situación precaria. En lugar de castigar a los agricultores, las autoridades deberían centrarse en buscar soluciones reales y efectivas para los problemas estructurales que afectan al sector agrario.

Por otro lado, la respuesta de LA UNIÓ también pone de relieve la importancia de un diálogo abierto y constructivo entre el gobierno y las organizaciones agrarias. Es fundamental que se establezcan canales de comunicación efectivos que permitan abordar las preocupaciones y necesidades de los agricultores de manera colaborativa. Solo a través del trabajo conjunto y la cooperación entre todas las partes interesadas se podrá encontrar una salida viable a los desafíos que enfrenta el sector agrario en la provincia de Alicante.



Share This