Agronews Castilla y León

En su paso por la localidad abulense de San Miguel de Serrezuela para impartir una conferencia sobre cambio climático, el meteorólogo Modesto Sánchez se acercó hasta Piedrahita para mostrar su apoyo contra los proyectos mineros a cielo abierto que pretenden abrirse en el Valle del Corneja: Madueña 1.149, Sonsoles 1.138 y Polonia 1.152. Arropado por la Plataforma No a la Mina en el Valle del Corneja y por la Asociación Vive el Valle del Corneja, Modesto Sánchez reconoció que “la minería a cielo abierto es lo contrario a lo que se debería hacer para luchar contra el cambio climático”.

“La minería a cielo abierto altera el entorno natural, la tierra, la corteza. Provoca la desaparición de especies animales y de una parte de la vegetación, lo que va en contra de las recomendaciones en la lucha contra el cambio climático. La contaminación de acuíferos es otra de sus consecuencias, en un momento en el que el agua va a escasear en muchas zonas y va a aumentar el número de sequías. La producción de la minería a cielo abierto y lo que se extrae de las mismas va a contribuir al aumento del CO2 (una de las principales causas del calentamiento global) así como el tratamiento de los desechos ”, aseguró.

El experto resaltó los cinco escenarios posibles de emisiones de CO2 que pone de relieve el sexto Informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático: mantener las emisiones que tenemos actualmente, lo cual redundará en veranos más cálidos, con menos precipitaciones y más sequías. Otro es aumentarlas. El tercero disminuirlas ligeramente.  Mientras los dos últimos escenarios pasarían no solo por disminuir estas emisiones sino por aumentar la reforestación.

En este sentido, Modesto Sánchez aboga por que la Junta de Castilla y León se preocupe por preservar el medio natural, aumentar la reforestación que puede servir de sumidero de CO2 y buscar fuentes alternativas de energía. “Pediría a la Junta que no opten por la minería a cielo abierto, que nos ayuden a que no se contribuya al calentamiento global. Las altas temperaturas ayudan a los incendios forestales. Deberían pelear por disminuir las emisiones de CO2 de manera organizada porque medio ambiente y minería a cielo abierto son cosas contrapuestas”, dijo, al tiempo que resaltó la importancia del Valle del Corneja a nivel ambiental y de Castilla y León en su conjunto. “La desaparición de cualquier planta o árbol va a ser negativo para el cambio climático en un momento en el que deberíamos mimar a estas zonas para que esto no se produjera”, señaló, al tiempo que enfatizó en la importancia de que proyectos como los de la minería a cielo abierto puedan pararse para seguir contando con un entorno natural que ayude a sostener las zonas que están siendo despobladas”.

Acciones

Con respecto a los incendios, miembros de la plataforma No a la Mina en el Valle del Corneja y la Asociación Vive el Valle del Corneja han llevado a cabo una visita a Collado del Mirón, zona afectada por los mismos y por el expediente Polonia 1.152, para solidarizarse con el pueblo y su alcalde. Tras recorrer la zona quemada y ver el desolador paisaje en el que han desaparecido encinas y robles centenarios, se ha tomado la iniciativa de recoger bellotas de roble para comenzar una campaña de reforestación de la zona arrasada. Además se ha previsto impartir un taller de apagafuegos.

Plataforma y Asociación también han visitado el pueblo salmantino de Chagarcía Medianero como muestra de apoyo ya que la multinacional Cosentino ha comenzado las obras de la concesión de explotación de una mina de cuarzo. Su alcalde, Juan Ignacio Sánchez, ha confirmado que tras diez días en los que una máquina ha estado operativa, sin licencia por parte del ayuntamiento, y tras la demanda de la pertinente documentación por parte de Seprona, la actividad ha cesado, de momento.

Expedientes mineros

El Valle del Corneja cuenta con tres expedientes mineros: Sonsoles 1.138. solicitado por la empresa Transportes, Excavaciones y Hormigones Sonsoles S.L. Este proyecto, que afectaría a Bonilla de la Sierra y sus anejos (Pajarejos, Cabezas de Bonilla y Ribera del Corneja), Becedillas y su anejo Casillas de Chicapierna, Tórtoles y Zapardiel de la Cañada, abarcaría 54 cuadrículas mineras. (Cada cuadrícula tiene una extensión de unos 28 campos de fútbol, aproximadamente), está paralizado hasta que se resuelvan los 4.500 recursos de alzada presentados en 2017.

Madueña 1.149 es el más peligroso ya que la misma empresa solicita la explotación directa de la mina. Afectaría a Bonilla de la Sierra, su anejo Pajarejos y a Casas del Puerto. Comprendería 34 cuadrículas mineras. La mina estaría situada a dos km de Bonilla, uno de Pajarejos y uno de Casas del Puerto, aunque alguna casa estaría a 500 metros del proyecto.

A finales de febrero de este año apareció un tercer expediente minero: Polonia 1.152. Este ha sido solicitado por la empresa Cerro El Rocil, del Grupo Cosentino. En este proyecto solicitan un permiso de investigación por tres años sobre 71 cuadrículas mineras en los términos municipales de Santa María del Berrocal (con sus anejos Valdemolinos y Navahermosa de Corneja), Collado del Mirón, Becedillas con su anejo Casillas de Chicapierna (estos dos pueblos incluidos también en el expediente Sonsoles 1.138), Malpartida del Corneja y El Mirón (con su anejo Aldealabad del Mirón). Se han presentado más de 3.000 alegaciones contra el mismo.

 

Sección: