Agronews Castilla y León

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha suscrito un convenio con la compañía tabaquera Altadis que corrobora el compromiso de la tabaquera “con el tabaco español de calidad y su disposición a seguir colaborando en la mejora y el mantenimiento de un tejido productivo especialmente importante en comarcas muy concretas de Extremadura, donde el cultivo y la producción de tabaco constituyen un elemento clave como fuente de riqueza y empleo”.

Recordar que, en la actualidad, todavía se dedican a este cultivo en España 2.000 productores, especialmente en la provincia de Cáceres donde se concentra más del 95% de las 34.000 toneladas de la producción nacional, generando el conjunto del sector un millón de jornadas directos y otros 300.000 indirectos.

Mediante este convenio, Altadis se compromete a mantener la compra de tabaco en rama español en condiciones de libre competencia durante las tres cosechas de los años 2014, 2015 y 2016 con posibilidad de prórroga por tres años adicionales; y el Ministerio promoverá la colaboración institucional para alcanzar el objetivo de mejorar la calidad y eficiencia de la producción de hoja de tabaco español.

En la nueva PAC, ante la imposibilidad de mantener, la ayuda ligada a la producción existente hasta la fecha, se ha incorporado, se asegura desde el MAGRAMA, la cuantía correspondiente al nuevo Pago Básico, de manera que se mantendrán los niveles de ayuda percibidos por los cultivadores unos 3.500 €/ha  de media anual.

Para finalizar, García Tejerina destacó, durante la firma del convenio, como se está trabajando para convertir las ocho agrupaciones de productores existentes hasta la fecha en Organizaciones de Productores de tal forma que se puedan beneficiar de las ayudas de los Programas de Desarrollo Rural. Aquí recordó como el pasado mes de noviembre, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto que recoge importantes normas para facilitar la adaptación de estas agrupaciones a la figura de las Organizaciones de Productores. Además, establece la obligatoriedad de suscribir contratos para todas las transacciones de tabaco en rama en territorio nacional; un aspecto especialmente relevante en un cultivo tan exigente como este, en el que el agricultor asume un importante riesgo empresarial.

Sección: