Los productores de porcino atraviesan un buen momento. Atrás queda el cierre de numerosas explotaciones ganaderas que no han podido hacer frente a las cuantiosas inversiones para adaptarse a la normativa europea en materia de bienestar animal y a unos costes de producción que después no se veían cubiertos por el valor de sus producciones. Sin embargo, la fuerte demanda de estas fechas y la menor producción, consecuencia de la reducción del censo, mantienen el precio del porcino blanco e ibérico en lo alto, con buenas perspectivas de cara a las próximas semanas.
 
Buenas perspectivas para un sector con fuerte demanda en esta época del año
Castilla y León registra un censo a la baja de 3,3 millones de cabezas y 14.700 explotaciones de intensivo, extensivo y mixtas

Tres son las principales comunidades productores, Cataluña, Aragón y Castilla y León con más del 60% de la cabaña y también de reproductoras. Con 25,2 millones de animales censados a finales de 2012 según los datos del Ministerio de Agricultura, la comunidad castellana y leonesa registraba 3,3 millones –1,3 de cebo y 347.000 reproductoras–, lo que supone un descenso de unas 100.000 cabezas en dos años y una tendencia a la baja similar al resto de zonas productoras.

Por provincias, Segovia con más de un millón de cabezas y Salamanca, con 484.000, son las dos principales productoras, seguidas de Zamora con 406.000, Soria con 398.000 y Burgos con 359.000. Sin embargo, no todas las provincias han registrado un descenso en el número de cabezas. Los datos del Ministerio indican que en el periodo 2010-2012 en cinco de las nueve provincias de Castilla y León aumentó el censo –Ávila, Burgos, Segovia, Soria y Zamora– descendiendo en el resto.

Este descenso que se produce en el censo del porcino también se refleja en la reducción del número de las explotaciones, que tienden a ser más grandes para ser más competitivas. Si en el ámbito nacional el número de granjas ronda las 94.000, Castilla y León cuenta con 14.700 –el 15,6%–, unas 2.000 menos en un solo año, de las que 1.300 corresponden a la producción de extensivo, 11.800 a intensivo y 365 en régimen mixto. Las granjas de intensivo han sido las principales perjudicadas por la crisis en el ámbito nacional y en solo tres años se han cerrado más de 6.400 en toda España; por el contrario, las explotaciones de extensivo han aumentado en este mismo periodo en 421 y las granjas mixtas en 400, según datos del REGA publicados por el Ministerio de Agricultura.

 

Rosa María Fernández

Agronews Castilla y León

Sección: