Agronews Castilla y León

Según los datos del panel de alimentación publicados recientemente por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) para el mes de noviembre de 2018 y analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), los hogares españoles redujeron un 6,8% el consumo de vino en este mes, el cual se situó en los 30,8 millones de litros. Sin embargo, invirtieron un 6,4% más hasta los 93,7 millones de euros, lejos de los 88 millones del mismo mes de 2017, ya que el precio medio subió un 14,2%, pasando de 2,66 a 3,04 €/litro.

Este fuerte encarecimiento estuvo liderado por los vinos tranquilos con denominación de origen (DOP), cuyo consumo aun así creció en volumen, con enorme aumento por tanto de su valor. Excelente subida del IGP, con descenso de vinos sin indicación y espumosos con DOP.

Con este comportamiento en el mes de noviembre, la inversión en vino en el canal de alimentación español aumentó un 5,3% durante los 11 primeros meses de 2018 (acumulado), hasta alcanzar los 858 millones de euros, 43,5 millones más que en el mismo periodo de 2017.

La caída en volumen fue de apenas un 2,2%, situándose en los 314,4 millones de litros (-7,2 millones), con un precio medio que subió en 20 céntimos hasta alcanzar los 2,73 euros por litro (+7,8%).

Por tipo de vino, y centrándonos en los datos del acumulado a noviembre, los vinos tranquilos con DOP crecieron un 6,2% en valor y representan ya el 57,3% de la inversión total en vino, con 492 millones de euros, casi 30 millones más.

Les siguen de lejos los vinos tranquilos sin DOP ni IGP, cuyo valor aumentó un 3% hasta los 198 millones de euros, casi 6 millones más. Esta última categoría sigue por delante en volumen, aunque pierde cuota al caer un 7% hasta los 146,4 millones de litros, el 46,6% del total consumido, seguido del DOP, que se mantuvo rozando de nuevo los 120 millones (-0,6%). Ambas categorías subieron bastante de precio, siendo muy superior el del vino con DOP, con 4,14 €/litro (+6,8%), que el del vino sin DOP ni IGP, con 1,35 euros (+11%).

A falta de un mes para cerrar el año estadístico (diciembre es históricamente el mes con mayor consumo del año, por las fechas navideñas), 2018 está siendo un año espectacular para el vino con IGP en los hogares españoles: su consumo se disparó un 58% en volumen hasta alcanzar los 19 millones de litros y un 54% en valor hasta los 43,3 millones de euros, a precios algo más bajos (-2,8% hasta los 2,26 €). Esta categoría ha superado en volumen a espumosos y Cavas con DOP, cuyo consumo se redujo un 12,4% hasta los 16 millones de litros, perdiendo un 7,5% de valor, hasta los 78,6 millones de euros. Sigue siendo el vino más caro consumido en la alimentación española con 4,87 €/litro (+5,5%).

 

EVOLUCIÓN INTERANUAL

Los hogares españoles aumentaron un 3,2% su inversión en vino en el interanual a noviembre, periodo que abarca los 12 meses entre diciembre de 2017 y noviembre de 2018, hasta rozar los 1.050 millones de euros, pese a adquirir algo menos de cantidad (-2,7% hasta bajar ligeramente de los 363 millones de litros). Su precio medio subió un 6% hasta los 2,89 €/litro.

La inversión en vino superó a la destinada a cerveza, al crecer ésta un leve 1,9% hasta los 1.045 millones de euros.

El extraordinario aumento de los vinos con IGP hace que se acerquen al consumo de Cavas y espumosos con DOP (21 millones de litros los primeros, 24 millones los segundos). Si sigue la tendencia actual, es posible que incluso lo superen a cierre de año. Mientras, la evolución de los vinos sin DOP ni IGP es ligeramente mejor en el interanual que en el acumulado.

En definitiva, los hogares españoles aumentaron en más de 40 millones de euros su inversión en vino entre enero y noviembre de 2018, gracias sobre todo al excelente aumento de los vinos con IGP, cuyo valor se dispara, y de los vinos con DOP, primer vino consumo en valor. Los vinos tranquilos sin DOP ni IGP siguen liderando el consumo en volumen, aunque pierden cuota y marcaron en gran medida el descenso global, que fue de poco más del 2%.

Los españoles pagaron más por consumir vino en sus hogares: los datos de estos 11 meses sólo muestran un precio más bajo en IGP y vino de licor, ambos con descensos muy suaves. Precios más altos en vinos tranquilos con DOP apenas afectaron a su volumen, que se mantuvo muy estable, si bien sí perjudicó al de espumosos y Cavas. La inversión en vino en el canal de alimentación español volvió a superar a la destinada a cerveza en el interanual a noviembre  de 2018, al crecer mucho más que esta última.

Sección: