Elena Rodríguez - Corresponsal en León - Agronews CyL

 

  • El secretario general de Ugal-Upa cifra en un 30% la reducción de superficie de remolacha en León y augura cambios en la industria dentro de dos meses

La Azucarera de La Bañeza (León) acaba de terminar la campaña y las contrataciones para la actual  no estarán cerradas hasta dentro de un mes, pero desde Ugal-Upa su secretario general, Matías Llorente, augura una reducción en torno al 30% en las siembras en la provincia de León. Un descenso importante motivado, principalmente, por la decisión de Azucarera de reducir el precio que paga a los cultivadores y vincularlo al del mercado internacional del azúcar, y que puede tener “consecuencias grandes para el cultivo y para la industria”. Avanza Llorente que, entre mayo y junio, puede “haber acontecimientos que cambien toda la situación” y esos cambios pasarían por la posibilidad de que British Sugar “haga el canto del cisne” y abandone la industria en Castilla y León. Ante esta posibilidad, Llorente pide ser prevenidos y “tener preparado otro propietario que saque adelante la industria” y en ello, incide, tendrá un “papel importante” las organizaciones agrarias, los colectivos sociales, el Gobierno central que salga de las elecciones de abril y también el de la Junta de Castilla y León. Azucarera argumenta para la reducción de precios las pérdidas en los últimos años debido al descenso del precio del azúcar, pero Llorente asegura que “los problemas que han generado tienen a los culpables dentro y no fuera” y avanza que el sector “no permitirá que con tres años de pérdidas puedan hacer un ERE, irse de rositas, después de haber expoliado todo el cultivo en este país”. Por todo ello, “es momento, antes de que se abandone el cultivo y antes de que se cierre ninguna azucarera, de buscar una alternativa, buscar otro propietario que la pueda mantener y seguir con el cultivo de la remolacha, que es imprescindible por la rotación de cultivos (que exige la UE) y por historia de 126 años de cultivo”.

 

Petición a la CHD

Declaraciones en el balance anual de la organización agraria leonesa, en la que además, lanzó una petición a la Confederación Hidrográfica del Duero que trasladarán en la Junta de Explotación del sistema Esla-Valderaduey el próximo día 26 de marzo: la asignación de 6.500 metros cúbicos de agua por hectárea para esta campaña permitirá una buena campaña para los regadíos automatizados, pero no serán suficientes para los regadíos no modernizados, puesto que debido a la situación climatológica de ausencia de lluvias, será necesario comenzar a regar en los próximos 10 o 12 días y con esa cantidad “no se llegaría a agosto con los siete riegos necesarios en los regadíos de inundación”. Por ello, trasladarán al Organismo de Cuenca que se “revise y se adapte esa cantidad” teniendo en cuenta la situación climatológica y también el buen estado de los embalses.

La falta de agua está afectando al secano que necesita lluvia en las próximas dos semanas para evitar “daños cuantiosos”, especialmente, expuso Llorente, en el trigo de invierno, forrajes y en suelos ligeros.

 

Plataforma sobre despoblación

Matías Llorente, también diputado provincial, le pidió a la Diputación de León que lidere una plataforma que defienda los intereses del  mundo rural y la lucha contra la despoblación, tal y como hay en provincias como Soria. Una plataforma que debería pensar “en mantener la población que hay y no en atraer a jóvenes”, cree que la institución provincial leonesa “no ha estado a la altura de las circunstancias” y considera que debe ser la que tome la iniciativa. 

El medio rural lleva años perdiendo población y eso complica la configuración de listas para las elecciones municipales, ante esta situación el también alcalde de Cabreros del Río, pide a los habitantes de los pueblos que den un paso al frente y participen para evitar “un problema serio” de falta de candidatos y evitar, a la vez, la “plaga de paracaidistas, personas ajenas que vienen a gobernar el municipio” y “administren lo que pusieron en marcha nuestros antepasados”.

Las elecciones de abril y mayo han convertido a este 2018 en “un año perdido” y ha recordado que, en León, hay 80,000 hectáreas pendientes de transformación de regadíos, tras el “gran esfuerzo” que han hecho unos agricultores a los que ahora “falla la administración”.

 

El lácteo no remonta

El año pasado se cerró en positivo en cereal de secano y también en regadío, a pesar de las tormentas del mes de junio. Un 2018 que, a juicio de Llorente, tuvo en el sector lácteo su principal problema, en ovino, vacuno y caprino, inmersos en una crisis  “muy grande” que hace que no se incorporen jóvenes y se cierren explotaciones. Una realidad que choca con la de mercado, España importa 7 millones de litros de leche -sumando leche en fresco y derivados- de países de la Unión Europea en los que es más cara, aquí “las industrias lácteas no han innovado y no empiezan a ser competitivas”y esa situación conlleva aparejada otra que deja una pregunta en el aire: “si no hay ganadería, a ver quién consume los cultivos extensivos”.

Sección: