Agronews Castilla y León

Cárnicas Serrano y Cárnicas Embuena fueron las primeras empresas del sector que no pudieron soportar la presión del Semáforo Laboral Cárnico. En el momento en el que supieron que aparecían identificadas en color rojo en una nueva herramienta sindical por recurrir a falsos autónomos para sacar adelante parte de su producción, se pusieron en contacto con CCOO. Comunicaron al sindicato que pasarían a ser asalariados por cuenta ajena, al incorporarlos al Régimen General de la Seguridad Social y aplicarles el convenio de la industria cárnica.

El Semáforo Laboral Cárnico se puede convertir por lo tanto en una de las medidas más eficaces para combatir la lacra de los falsos autónomos en el sector. A Cárnicas Embuena y a Cárnicas Serrano les siguió de inmediato el Grupo Alimentario Argal. Al arrancar el año, la empresa comunicó a CCOO que deja de utilizar falsas cooperativas de trabajo asociado en sus instalaciones. A la presión sindical también sucumbió la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches (Covap). El sindicato acaba de saber que 43 de los falsos autónomos que trabajaban en sus plantas ya forman parte de la plantilla de la empresa principal. Lamentablemente, todavía hay varias empresas que se resisten a dar el paso. En Embutidos Rodríguez CCOO ha convocado varios días de huelga, que arrancarán el 16 de enero, para conseguir que se regularice a las personas que están asociadas a Servicarne.

Sin duda, el Semáforo Laboral Cárnico funciona. Solo cuando en las cadenas de producción (sacrificio, despiece, elaboración y envasado de productos cárnicos) deje de haber falsos autónomos y autónomas, esta herramienta sindical dejará de tener sentido. Mientras tanto, se mantendrá activa y desarrollará sus diferentes etapas. En febrero saldrá de la página web de CCOO de Industria (www.industria.ccoo.es) y se extenderá por el ámbito local y territorial con campañas específicas a pie de campo y en las puertas de los supermercados.

Afortunadamente, la herramienta del Semáforo Laboral Cárnico también ha servido para que CCOO pueda conocer más empresas que recurren a este tipo de fraude laboral. Son varias las personas que se han animado a denunciar las condiciones en las que trabajan en el buzón que se ha habilitado en la página web (carnesinfraude@industria.ccoo.es). El sindicato ya está investigando cada uno de los casos.

Tags: