El Consejo de Gobierno aprobó hoy una inversión de más de 914.231 destinados a tratamientos silvícolas preventivos de incendios para estabilizar las masas y disminuir el material vegetal, además de contribuir a la mejora del hábitat y a la capitalización de los montes.

Estas tareas preventivas de incendios y de mejora y conservación de algunos hábitats de interés comunitario se realizarán en las comarcas de Cistierna y Boñar, en León; en la comarca zamorana de Tábara; y en los municipios segovianos de Fuentidueña, Hontalbilla, Lastras de Cuellar, Cabezuela, Cantalejo, Carrascal del Río, Fuenterrebollo, Navailla, Sebulcor, Fuenterrebollo, Navalilla, Sebulcor y Fuentesoto. En concreto, en Cistierna los trabajos se llevarán a cabo durante ocho meses y supondrán una inversión de 264.850 euros. En montes de los términos segovianos de Fuentidueña, Hontalbilla, Lastras de Cuellar, Cabezuela, Cantalejo, Carrascal del Río, Fuenterrebollo, Navailla, Sebulcor, Fuenterrebollo, Navalilla, Sebulcor y Fuentesoto, el desembolso será de 408.000 euros y los trabajos durarán 18 meses. En la comarca zamorana de Tábara se beneficiarán los municipios de Ferreras de Abajo, Tábara y Riofrío de Aliste durante un periodo de ocho meses con un importe total de 241.380 euros.

Los tratamientos -que consisten en desbroces, clareos, podas, o resalveos para estabilizar las masas y mejorar la conservación forestal- serán realizados por cuatro cuadrillas integradas por siete miembros durante la época de peligro alto y cinco fuera de ella, que también colaborarán en las labores de extinción.

Sección: