Antonio Álvarez Rodrigo - Agronews CyL
  • Castilla y León fue la cuarta comunidad autónoma con mayor volumen (62.236.283 kg) por detrás de Castilla La Mancha, Andalucía y Aragón

  • La Oficina Española de Variedades Vegetales lanza una campaña para resaltar la mayor capacidad de producción de las semillas certificadas

La campaña 2017-2018 se cerró con 402.200.587 kg de semillas certificadas, un 12% menos que la campaña 2016-2017 (455.818.337 kg), pero un poco más que en la 2015-2016 (392.371.257 kg), según ha informado este martes 5 de febrero la Oficina Española de Variedades Vegetales.

“Durante los últimos años se detecta una estabilidad en los números. El descenso (de 2018) se puede deber a condiciones agroclimáticas porque la producción de semillas necesita unos requisitos más duros”, ha explicado a Agronews Castilla y León José Antonio Sobrino Mate, subdirector general de Medios de Producción Agrícola y Oficina Española de Variedades Vegetales. “También se puede deber a la situación de determinados cultivos: por ejemplo, si va a haber menos demanda de girasol, los multiplicadores de semilla producen menos”, ha añadido.

En total, hubo 849 variedades de 43 especies de semillas certificadas

Castilla y León fue la cuarta comunidad autónoma con más semilla certificada con 62.236.283 kg, justo por detrás de Aragón (77.699.498 kg), Castilla La Mancha (72.375.295 kg) y Andalucía (71.934.090 kg). Estas cuatro regiones, junto con Cataluña (61.797.439 kg), copan el 80% de la producción de las 869 variedades de 43 especies de semillas certificadas.

El cereal es el grupo de semilla con una mayor certificación (88%), seguido muy de lejos por las leguminosas grano (4%), las leguminosas forrajeras (3.5%), la patata (2.%) y las gramíneas forrajeras (1%). Dentro de los cereales, destacan la cebada (37%), el trigo blando (28%) y el trigo duro (28%).

“Solo el 2% de la semilla certificada en España se realiza bajo la OCDE, mientras que el resto es de certificación UE”

Así, las variedades de cebada RGT Planet (15 millones de kg), Meseta (11 millones de kg), Pewter (10 millones de kg) e Hispanic (9 millones de kg) son los tipos de semillas más certificadas, seguidas de el trigo blanco Artur Nick (8 millones de kg), y el trigo duro Athoris (8 millones de kg) y el Amilcar (7 millones de kg). Cierran el top-10 el trigo blando Marcopolo (7 millones de kg), el duro Don Ricardo (7 millones de kg) y la variedad de cebada Nure (7 millones de kg).

“La mayor parte de la semilla (92%) es de nueva certificación”, ha asegurado Víctor de Felipe Aguilera, jefe de Servicio de Certificación de Semillas, quien continuaba: “Solo el 2% de la semilla certificada en España se realiza bajo la OCDE, mientras que el resto es de certificación UE. Es decir, que solo el 2% está destinado a su exportación fuera de la Unión Europea. Son especie no muy relevantes y que son certificadas en exclusiva a la exportación como el híbrido pasto sudán, aunque también destaca el girasol y el maíz para el comercio internacional fuera de Europa”.

Campaña de Semillas Certificadas

Unos datos que ha sido publicados durante la celebración en Madrid de la presentación de la campaña ‘Semillas Certificadas’. Un programa que pretende resaltar las bondades de estos lotes a la hora de conseguir una mayor producción. “El objetivo es dar a conocer el aval de los organismo que entran en acción en la certificación de semillas que producen un insumo de calidad”, ha explicado Sobrino quien matizaba: “Luego el agricultor, como profesional, tiene que elegir la herramienta: si hace uso de la R1, la R2 o se decanta por el reempleo. El objetivo es que tenga una información veraz para que tome la decisión”.

“El objetivo es dar a conocer el aval de los organismo que entran en acción en la certificación de semillas que producen un insumo de calidad”

La campaña de comunicación de la Oficina Española de Variedades Vegetales apunta al trabajo de investigación de la semilla certificada que se traduce en una mejor adaptación al terreno y la climatología y por ende a una producción de mayor calidad y mejor sanidad. “La semilla certificada va al alza”, ha afirmado el subdirector general de Medios de Producción Agrícola y Oficina Española de Variedades Vegetales. “En cereal de invierno, aproximadamente el 25% de la semilla es certificada. En otros, como el de cereal de primavera, cultivos oleaginosos o industriales la adopción de semilla certificada es del 100%”, ha detallado Sobrino.

“En cereal de primavera, cultivos oleaginosos o industriales la adopción de semilla certificada es del 100%”

Sin embargo, queda camino por recorrer en algunos aspectos, tal y como ha comentado Juan Tomás Alonso, jefe de sección del Servicio de Agricultura de Castilla La Mancha: “Tenemos falta de personal técnico para el control y producción de semillas. El número de funcionarios ha ido disminuyendo y es más difícil llegar a hacer todos los controles de campo”.

Y es que, las comunidades autónomas son las encargadas de la certificación de las semillas de la Unión Europea, mientras que es el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación el responsable en la certificación OCDE.