Agronews Castilla y León

La Asamblea de la Comunidad de Regantes del Canal de Orellana celebrada en Valdivia el 22 de abril, certificó que más de 23.000 hectáreas en Extremadura se van a dejar sin regar, alrededor de 16.000 de arroz y el resto de maíz. Desde La Unión se lamentan de que hasta el 21 de abril los agricultores pertenecientes a esta Comunidad no hayan podido empezar a hacer la programación de la campaña agrícola que todos los años se realiza a primeros de febrero.

 La principal responsable de esta situación, aseguran desde la organización agraria, la tiene una administración regional que desde el principio afirmó que no tenía competencia en la materia, o sea que una administración que tiene transferidas el 100% de las competencias en agricultura  y regulación de cultivos, dice no tener competencias en priorizar los cultivos que se van a sembrar esta campaña en la Región.

La principal preocupación de esta administración regional ha estado en dividir en bloques a los regantes para que los mismos no hicieran una piña  en sus reivindicaciones. Esta ha sido la principal estrategia de la administración regional:

  • Primero separar a los regantes por Comunidades, aunque algunas solo tiene agua para el 65% están contentos porque otros tienen solo el 35%.
  • Después separar a productores de cultivos permanentes, hortícolas y tomateros de productores de maíz y arroz.
  • Después separar a los arroceros por explotación prioritaria y no prioritaria.
  • Después separar a arroceros de maiceros.

Sección: