Eduardo Mongil - Agronews CyL
  • Según UGT-FICA, este gran movimiento de personas no se produciría si en España se tuviesen en cuenta horas extras, Convenio Colectivo, y no se produjesen “incumplimientos reiterados” respecto a derechos laborales.

Hasta 14.500 personas españolas trabajarán este año 2021 en la campaña de la vendimia francesa. Este número supone un pequeño aumento respecto al año anterior, algo que se explica por el incremento de la producción en el país vecino. La gran parte de los trabajadores, 10.900, llegarán desde Andalucía.

La secretaria de Administración y Recursos de UGT FICA, Lucía García-Quismondo, ha valorado estos datos, y ha efectuado recomendaciones a los temporeros que acudan a Francia. Según la representante sindical, este gran movimiento de personas no se produciría si las condiciones laborales fueran similares en España. “No es cierto que no se quiera trabajar en el campo, simplemente se desplazan a otros países. La campaña de la vendimia francesa es atractiva, sobre todo porque las condiciones en España son muy mejorables. Hay incumplimientos reiterados del Convenio Colectivo, jornadas largas… y en muchos casos no se pagan horas extras, lo que perjudica para recibir prestaciones”, indica.

Según García-Quismondo, el atractivo llega también porque los recursos salariales son mucho más favorables que en España: “En Francia se cobran 10,5 euros la hora, y, además, un 10%, en concepto de vacaciones del salario bruto percibido. Se genera derecho a percibir prestación de jubilación francesa, y también a prestaciones familiares si se tienen hijos y no se llega a un mínimo de ingresos”. Al tema económico se le suma también el temporal, ya que en Francia la jornada es de 35 horas semanales, y si se superan se percibe un 25% más del salario hasta la hora 43, mientras que a partir de la hora 44 se recibe un 50% más.

Los trabajadores se desplazarán primero, en su mayoría, a la zona de recogida más temprana, en Perpiñán, mientras que la más tardía es la de Burdeos. Normalmente las campañas son de 25 días, pero se suelen encadenar varias. La representante de UGT-FICA ha señalado que muchos españoles llegan a estar medio año en tierras francesas debido a las diferentes campañas de recogida de la fruta. “El perfil en un 90% es el de personas que ya han estado otros años, eso significa que los agricultores franceses reconocen mucho la mano de obra española”, apunta García-Quismondo. Respecto a los géneros, un 58% de esos trabajadores son hombres y un 42% son mujeres.

UGT-FICA recomienda a los temporeros que tengan previsto el transporte y el alojamiento, porque los agricultores franceses no tienen la obligación de facilitarlo. Además, aconseja que no se desplacen mediante ETT, porque, en palabras de García-Quismondo, “es complicado saber si cumplen las condiciones laborales. Aparte, hay que tener cuidado cuando se les ofrezcan condiciones de grupo muy beneficiosas, y se les exija dinero por adelantado, por ejemplo, para las traducciones, porque seguramente se trate de ofertas fraudulentas”, añade.

Asimismo, UGT-FICA ha confirmado que se desplazará a Francia para comprobar que se cumplen las condiciones de trabajo durante la campaña de vendimia.

Sección: