Agronews Castilla y León

 

Más de mil ganaderos y ganaderas de la provincia de Lugo se manifestaron este jueves en las calles de la capital para exigir una subida del precio que cobran por la leche que producen que compense el incremento de los precios de los piensos , el Diesel y el precio de la luz y eso hace que sus fincas sean "inviables".

Acompañados de vacas y decenas de tractores, y simulando una marcha fúnebre con la que quisieron llamar la atención sobre el hecho de que si las fincas cierran el campo muere, los productores de leche han mostrado la "situación límite" que atraviesan como consecuencia del precio. congelación de la leche y aumento de los costes de producción.

El cortejo fúnebre, presidido por un ataúd montado en un carro tirado por una pareja de vacas, partió de la sede de la Xunta de Galicia en Ronda da Muralla y finalizó frente a la Delegación del Gobierno, ya que la asociación convocante, Agromuralla, comparte la culpa entre las dos dos instituciones, a las que acusa de no hacer nada para evitar la "ruina" de los agricultores y el cierre de sus fincas.

 

Un precio mínimo de 40 céntimos

Agromuralla denuncia el “aumento de los costos de producción sin precedentes en la historia más reciente del sector lácteo” que hace que producir un litro de leche cueste 40 céntimos de euro mientras que el promedio al que los agricultores lo venden es de 32.

Debido a esta situación, el sector lácteo se encuentra actualmente “en estado de emergencia económica” provocado por el incumplimiento de la Ley de la Cadena. “Estamos infringiendo la ley al vender con pérdidas. Nuestra leche tiene que pagarse por el precio que se merece. Hoy cobrar un litro por debajo de los 40 céntimos conlleva el cierre de cualquier finca ”, dijo el presidente de Agromuralla, José Luis Pérez Barreiro.

“El año pasado desde el Ministerio de Agricultura nos aseguraron que habían avanzado mucho para nosotros al incorporar en la Ley de la Cadena Alimentaria el requisito de que el precio que cobramos a los productores por la leche cubra los costos de producción, pero surgen problemas en la práctica cuando es necesario aplicar la pequeña impresión. Las industrias nos abruman tanto como quieren, tanto que nos imponen los términos de los contratos sin darnos opción a negociar ni las cláusulas ni los precios. En la mayoría de los contratos que estamos obligados a firmar para vender nuestro producto no se cubren los costos de producción ”, denunció el presidente de Agromuralla.

Están cobrando la misma leche que hace 30 años

El precio de la leche que cobran los productores ha estado estancado durante décadas, mientras que los costos de producción han seguido aumentando, "algo que está volviendo inviables nuestras granjas", dijeron. "Estamos muriendo gracias a las políticas de abandono que se han llevado a cabo en los últimos años", criticó el presidente de Agromuralla.

"Si nos remontamos a 1998, antes incluso de la llegada del euro, cobramos la leche a un precio equivalente a 32 céntimos y resulta que 23 años después estamos a un precio base de 31 céntimos", ejemplificaron. “En el 98 pagamos 117 euros por la tarifa del autónomo y hoy estamos en 285; en el 98 con 160 euros pagaste la luz de dos meses y hoy ni siquiera nos da la factura de la luz de una semana ”, compararon.

Mantener viva la "Galicia profunda"

“Pedimos una subida del precio que cobramos por la leche que garantice la viabilidad económica de las explotaciones para poder mantener viva esta Galicia profunda que tanto apreciamos”, dijo el presidente de Agromuralla.

“Hacer que la cesta de la compra sea más cara para el consumidor no es la solución si este aumento de precio no afecta al productor. En los últimos tiempos, los precios han subido en el supermercado pero no sabemos quién trae la ganancia o cómo se distribuyen el pastel a la industria y distribución ”, dijo.

“Cuando se registran las cuentas anuales de las multinacionales lácteas, siempre tienen millones de euros en beneficios, mientras que cientos de explotaciones cierran en Galicia cada año. En lo que va de 2021, han cerrado 321. ¿Cuántas más tienen que cerrar para hacer cumplir la normativa vigente? ”, Preguntó José Luis Pérez Barreiro.

Implementación de la muestra de doble lacado

La marcha se inició a las 12 de la mañana frente al Edificio Administrativo de la Xunta de Galicia en Lugo, donde los campesinos se dieron cita para denunciar que el consejero de Medio Rural, que lleva tres años en el cargo, "no conoce el sector ganadero". dicen: "Seguimos con los mismos problemas que trasladamos en el primer encuentro que tuvimos con él y no solucionamos ninguno de ellos", criticó el presidente de Agromuralla, José Luis Pérez Barreiro, quien leyó ante la Xunta un comunicado con el Reclamaciones de la asociación dirigidas a la Administración autonómica que posteriormente presentó por registro.

“Llevamos años solicitando que sea obligatorio tomar dos muestras de nuestros tanques de leche cuando el recolector venga con el camión cisterna, porque si tenemos algún problema con la analítica sufrimos más de desamparo al no tener una prueba oficial comprobada. . En Castilla y León se implementó este sistema de muestreo de doble sellado y desde su implementación se ha completado el 90% de los problemas que tenían los productores con el análisis de la leche ”, dijo.

Control de jabalíes

El presidente de Agromuralla, José Luis Pérez Barreiro, también reprochó a la Xunta no implementar "medidas efectivas" contra la vida silvestre y que los planes urbanísticos son normas que solo piensan en las zonas urbanas, olvidándose de las necesidades de las fincas e impidiendo su expansión y modernización ”. "El hecho de que queramos mejorar nuestras granjas se convierte en una verdadera pesadilla", dijo.

Agromuralla acusa a José González de abandonar al sector y las solicitudes que este reclama. "Usted, señor concejal, en el mejor de los casos comprende la pérdida de una vid, pero sabemos lo que significa para nosotros morir como un animal atacado por el lobo o perder parte de la cosecha por el jabalí, que también aumenta los costos de producción ”, dijo José Luis Pérez Barreiro, quien también se refirió a la falta de superficie útil agrícola de las fincas:“ Ya sabemos que han sacado la Ley del Suelo de Galicia, pero más que una solución parece un sueño ” , criticó.

Normativa "sillón"

Tras caminar por varias calles del centro de la ciudad acompañados de tractores y vacas, la marcha finalizó en la Plaza de Armanyá, donde se encuentra la sede de la Subdelegación de Gobierno. Allí quisieron dejar un "mensaje" al Ministerio de Agricultura y, irónicamente, agradecieron al Vicegobernador "que precisamente hoy, en la fecha que le informamos, teníamos previsto realizar una protesta por las calles de Lugo por la crítica situación que atraviesa el representante del MAPA, está de vacaciones ”.

"Nos muestra cuánto les importamos", remarcaron. "Pero no vivas en el engaño, si el Lugo rural desaparece quizás su silla pierda su razón de ser", advirtieron. “Como esta situación no cambia de inmediato, usted será delegado adjunto de vida silvestre y los agricultores serán un número más en las solicitudes de ayudas del mínimo vital”, dijo el presidente de Agromuralla.

Querían recordar al Ministerio "una serie de palabras que están de moda esta temporada: desabastecimiento, dependencia de los mercados exteriores, subida de los precios de los productos alimenticios básicos en las estanterías de los supermercados" y al mismo tiempo recordar "que Galicia sale un 40%". de la producción de leche de toda España ”.

Se quejan de que la ley de bienestar animal ridiculiza a los agricultores

Los agricultores denuncian el aumento de los requisitos legales que deben cumplir las explotaciones agrícolas en la actualidad, que suman "burocracia y gastos" a su trabajo diario. “Desde Bruselas y desde Madrid imponen una PAC que lesiona los intereses de Galicia y normativas de todo tipo que no tienen en cuenta nuestra realidad”, dice el presidente de Agromuralla.

“La mayoría de nosotros nacemos entre vacas y sabemos muy bien lo que necesitan. Ahora tienen la intención de venir y darnos lecciones sobre cómo tratar a nuestros animales caballeros que nunca han visto una vaca en su vida. Por lo tanto, como expertos en animales que somos, las regulaciones de bienestar animal nos ridiculizan. Tampoco podemos admitir que se nos acusa de ser los culpables del cambio climático ”, concluyó José Luis Pérez Barreiro.

Sección: