Madrid intensifica la supervisión del uso de maquinaria agrícola en verano para evitar incendios

Agronews Castilla y León

9 de julio de 2024

cosecha rusia 3

 

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un plan exhaustivo para supervisar el uso de maquinaria agrícola durante el verano, con el objetivo de prevenir incendios en la época de mayor riesgo debido a las altas temperaturas. Este esfuerzo forma parte del Plan INFOMA (Plan Especial de Protección Civil de Emergencias por Incendios Forestales) del Gobierno regional, y es supervisado de cerca por el Cuerpo de Agentes Forestales.

Medidas preventivas y protocolo de actuación

Notificación previa y equipo de extinción obligatorio

Del 15 de mayo al 31 de octubre, los agricultores están obligados a informar antes de utilizar cualquier equipo que pueda generar chispas, deflagración o descargas eléctricas, si este se encuentra a menos de 400 metros de terrenos susceptibles de incendio. Para ello, deben llamar al teléfono gratuito 900 720 300, proporcionando detalles sobre el lugar y el horario estimado de la actividad.

Además, las cosechadoras deben estar equipadas con medios de extinción adecuados. Esto incluye la obligatoriedad de llevar dos batefuegos, dos extintores de polvo de al menos seis kilogramos cada uno o mochilas con agua. También es imprescindible la presencia de un observador que, a una distancia prudencial, vigile las operaciones y esté preparado para llamar al teléfono de emergencias 112 si fuera necesario.

IMG 20220711 WA0029 1  

Estrategia de trabajo en el campo

Una de las recomendaciones del plan es iniciar los trabajos con un recorrido perimetral de la parcela, con una franja de al menos ocho metros de ancho. Este recorrido debe empezar en la parte contraria a la dirección del viento y continuar con franjas perpendiculares a la procedencia del mismo. Esta estrategia ayuda a contener posibles focos de incendio y facilita su control.

Condiciones meteorológicas y equipo adicional

Los días en los que la velocidad del viento supere los 20 kilómetros por hora, se presente una sequedad extrema y la superficie a trabajar sea igual o superior a 20 hectáreas, se requiere que el agricultor cuente con un tractor equipado con aperos de gradas o similares. Este equipo debe utilizarse para arar una franja de diez metros en las zonas limítrofes o próximas a áreas arboladas. Si las condiciones meteorológicas representan un riesgo, la actividad debe detenerse de inmediato.

Impacto y resultados del Plan INFOMA

Reducción de siniestros por maquinaria agrícola

Gracias a la implementación de estas medidas, el año pasado no se produjo ningún incendio causado por maquinaria agrícola en la región. Este éxito se atribuye en gran medida a la vigilancia y el cumplimiento riguroso del protocolo por parte de los agricultores y el Cuerpo de Agentes Forestales.

Investigaciones y consecuencias legales

Las Brigadas Especiales de Incendios Forestales llevan a cabo investigaciones exhaustivas sobre todos los daños a la vegetación. Su trabajo ha demostrado que una de las principales causas de incendios es la negligencia o imprudencia en el uso de maquinaria agrícola, lo cual puede constituir un delito medioambiental. Por esta razón, es crucial extremar las precauciones y seguir las directrices del Plan INFOMA.

toledo, cereales, huevos, trigo, cebada, madrid

Protección de la biodiversidad

Supervisión de la reproducción de aves protegidas

El dispositivo especial de la Comunidad de Madrid también tiene la responsabilidad de asegurar que las labores agrícolas no interfieran con la reproducción de aves protegidas de hábitos esteparios, como aguiluchos, avutardas y sisones. Esta medida contribuye significativamente a la conservación de la biodiversidad en la región, al proteger especies vulnerables durante su periodo de reproducción.

Conclusiones

La supervisión del uso de maquinaria agrícola durante el verano es una medida esencial para prevenir incendios forestales en la Comunidad de Madrid. El Plan INFOMA establece un conjunto de directrices claras y medidas preventivas que han demostrado ser eficaces en la reducción de siniestros. Además, la vigilancia de la reproducción de aves protegidas subraya el compromiso del gobierno regional con la conservación de la biodiversidad.

La cooperación de los agricultores, junto con la diligente supervisión del Cuerpo de Agentes Forestales, es crucial para mantener la seguridad y proteger los recursos naturales de la región. A medida que se acerca otra temporada de alto riesgo, es fundamental que todas las partes involucradas continúen trabajando juntas para minimizar el riesgo de incendios y preservar el medio ambiente.

feaga

 



Share This