Agronews Castilla y León

 

  •  

 

 

  • El ministro señala que los eco-esquemas permitirán financiar compromisos anuales para la gestión y valorización de residuos agrícolas o ganaderos
  • Considera que el segundo pilar de la PAC (desarrollo rural) también ofrece múltiples oportunidades para establecer sinergias entre la agricultura, la ganadería y la bioeconomía
  • El ministro ha expresado la necesidad de que los agricultores identifiquen los retornos positivos económicos de la bioeconomía

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, asiste al Consejo informal de ministros de Agricultura de la Unión Europea, organizado por la Presidencia rumana en Bucarest. En este encuentro se ha abordado el tema de la investigación en agricultura y bioeconomía.

En este marco, Planas considera prioritario el impulso y despliegue de las oportunidades que ofrece la bioeconomía para lograr una actividad económicamente sostenible, que beneficie a las personas que viven en el medio rural y al conjunto de la sociedad. Por lo tanto, valora positivamente que la bioeconomía se incluya como objetivo específico de la nueva Política Agrícola Común (PAC) y pueda ser abordada desde ambos pilares.

Dentro del primer pilar (pagos directos), los eco-esquemas ofrecen la posibilidad de financiar compromisos anuales para la gestión y valorización de residuos agrícolas y ganaderos. También en el primer pilar, las intervenciones sectoriales facilitarán el diseño de medidas para incentivar nuevas prácticas orientadas a promover un uso más eficiente y circular de los recursos empleados en la producción de alimentos.

De igual forma, el ministro ha señalado que el segundo pilar (desarrollo rural) también ofrece múltiples oportunidades para establecer sinergias entre la agricultura, la ganadería y la bioeconomía, a través de los compromisos climáticos y ambientales o mediante el fomento de las inversiones orientadas hacia soluciones sostenibles.

En este contexto, Planas considera que las políticas públicas, como la PAC y el Horizonte Europa, deben dar un “impulso claro” para lograr que la bioeconomía sea una actividad económicamente sostenible en el medio y largo plazo.

Asimismo, el ministro ha expresado la necesidad de que los agricultores identifiquen los retornos positivos económicos de la bioeconomía. Por ello, resulta fundamental la comunicación, la divulgación y la formación. También se deben desarrollar las tecnologías innovadoras, nuevos productos de origen biológico, nuevas cadenas de valor y nuevas aplicaciones industriales. Las iniciativas comunitarias desarrolladas en el marco del Horizonte 2020 “son un buen ejemplo en este sentido”.