Agronews Castilla y León

Según datos de la aduana británica, analizados por el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv), Reino Unido aumentó un 4,1% el volumen de vino importado en 2020, hasta alcanzar los 1.457,5 millones de litros (+57,4 millones). Pese a ser un año complicado por las restricciones comerciales derivadas de la pandemia de COVID-19, unidas a la incertidumbre generada por el Brexit (en vigor desde enero de 2020), Reino Unido importó más vino que nunca el pasado año, superando el máximo hasta la fecha, que databa de 2015, con 1.410 millones de litros.

Este aumento de las compras británicas puede deberse a un aprovisionamiento ante el temor de unos posibles aranceles y otras trabas comerciales para 2021, derivadas de la salida de Reino Unido de la Unión Europea. De hecho, los datos de importación a enero de 2021, conocidos hace apenas unos días, muestran una caída de las importaciones cercana al 20% hasta los 73,8 millones de litros, menor cantidad para cualquier mes natural desde, ojo, febrero de 2006.

Pese a registrar un récord en volumen, 2020 cerró con un leve descenso del valor de las importaciones británicas de vino (-1,2%), hasta los 3.418,3 millones de libras (-42,4 millones), tras el máximo alcanzado en 2019. El precio medio bajó un 5% hasta las 2,35 GBP/litro, tras 4 años seguidos subiendo. Reino Unido superó a Alemania como principal importador mundial de vino en volumen en 2020, si bien sigue lejos del gasto realizado por Estados Unidos, mercado con mayor valor añadido.

Los tres primeros meses de 2020 registraron fuertes caídas tanto en términos de valor como de volumen. Reino Unido también redujo bastante su gasto en vino en abril y mayo, pese a que el volumen importado se mantuvo estable en abril. Después vinieron cuatro meses muy positivos en ambos aspectos (de junio a septiembre), con fuerte descenso en octubre y grandes subidas en noviembre y diciembre.

En lo que llevamos de siglo, las importaciones de vino en Reino Unido han crecido a un ritmo anual medio (CAGR, por sus siglas en inglés) del 2,5% en volumen y del 3,7% en valor, pasando de 896 a 1.457,5 millones de litros, y de 1.662 a 3.418 millones de libras. El precio medio ha subido en 50 peniques, 1,85 a 2,35 libras por litro.

Por tipo de vino

El vino a granel marcó en gran medida el crecimiento global en volumen y fue el único que creció en valor. Sus compras se situaron en los 579 millones de litros (+11,3%) y en los 606,5 millones de libras (+15,4%), a un precio medio un 3,7% superior, hasta las 1,05 GBP/litro. El vino tranquilo envasado se mantuvo relativamente estable y lideró de nuevo las importaciones británicas con 718,6 millones de litros (+1,2%) y 2.166 millones de libras (-0,7%), el 49,3% del volumen y el 63,4% del valor total. Su precio medio bajó un leve 1,9% hasta las 3,01 GBP/litro, tras 4 años subiendo. Por otra parte, Reino Unido redujo sus importaciones de vino espumoso un 5% en volumen y un 14,6% en valor, hasta los 147 millones de litros y los 622,8 millones de libras, cifras más bajas de los últimos 5 años. El precio medio bajó un 10%, hasta las 4,23 GBP/litro. El desplome de Francia marcó la caída global del espumoso, como analizaremos más adelante. Por último, el vino en formato bag-in-box cayó mucho más en volumen (-11,5%) que en valor (-1,9%), hasta los 12,8 millones de litros y los 23 millones de libras, a un precio medio un 10,8% superior (1,80 GBP/litro).

Tags: 

Sección: