Agronews Castilla y León

Los vinos blancos envasados y, en especial, los de denominación de origen protegida, llevan años evolucionando mejor que los tintos y rosados, tanto en el mercado nacional como en exportaciones.

Así lo ha puesto de manifiesto el Observatorio Español del Mercado del Vino (OeMv) en una presentación realizada, recientemente, en Quiroga, Ribeira Sacra, en el marco de un seminario sobre la apuesta por los vinos blancos en esta zona de España.

En España y con datos referidos al canal de alimentación, los vinos blancos han pasado en los últimos 11 años de representar menos del 20% del total en valor a suponer casi el 30%. Mientras que el volumen ha evolucionado también muy positivamente desde una cuarta parte del mercado en 2010 a más de un tercio del total en 2021.

En los mercados internacionales y desde 1995, los vinos blancos envasados españoles han crecido a un ritmo del 7,3% de media anual en valor y del 5,7% en volumen (es decir, revalorizándose), frente a ritmos algo más lentos de tintos y rosados que, en el mismo periodo, aumentaron a un ritmo del 6,9% y del 4,9% anual respectivamente.

Entre las principales DOPs especializadas en vinos blancos, Rueda, sobre todo en el Mercado nacional, y tanto Rueda como Rías Baixas en los mercados internacionales han mostrado y continúan mostrando un crecimiento extraordinario. Pero tanto para estas como para otras denominaciones de origen españolas, el potencial del vino blanco es importante, muy especialmente en los mercados internacionales.

Mercados de exportación, que, aunque representan casi el 35% para los vinos de Rías Baixas, apenas suponen todavía un 18% para los Txakolis, un 13% para Rueda y un escaso 3,3% para Valdeorras. Este potencial crecimiento en los diferentes mercados para los vinos blancos españoles y el prestigio de las principales variedades con las que está elaborando, así como de sus denominaciones de origen, auguran un futuro muy prometedor para el vino blanco español. 

Tags: 

Sección: