Agronews Castilla y León

La Asociación de Veterinarios Titulares y Veterinarios de las Administraciones Públicas anima a la participación del próximo 17 de noviembre.

Aseguran, en un comunicado de prensa, que esa  profesión es inequívocamente Sanitaria aunque no reciba el suficiente apoyo por parte del Ministerio que representa la Salud de todos los Españoles.

La Unidad no está ni remotamente conseguida ya que se producen a diario casos de lamentables desigualdades ante ese colectivo que representamos y que tan duramente está luchando esta Asociación para erradicarlos. Entre estas situaciones destacan las diferencias de sueldos, de niveles, la falta de movilidad inter e intraadministrativa, el inexistente desarrollo de la carrera profesional horizontal, la escasa y mal intencionada oferta de plazas de funcionarios veterinarios, etc.

Resulta penoso que no exista esa unión como se produce en otras profesiones sanitarias y se tengan que dirimir nuestras diferencias en los tribunales ya que no hay altura de miras para resolver estos problemas con el dialogo constante, constructivo y sereno que todas estas situaciones requieren.

Es triste saber que existiendo a nivel de la Administración General del Estado tres Ministerios en el que mayoritariamente trabajan los funcionarios veterinarios, el que mayor representa la Sanidad esté dominado por médicos y abogados que no valoran la profesión veterinaria como garante, en mayúscula, de la Salud entre lo que cabe destacar la seguridad alimentaria, el control de las zoonosis y la sanidad ambiental.

Esta asociación de veterinarios, como otras Organizaciones, que esta profesión se focalice en el Ministerio de Sanidad o en todo caso en una Agencia dependiente de este Ministerio en el se que unifique todas las ramas sanitarias que desarrolle el concepto de “One Health” y en el que se fomente nuestra Profesión de forma plena a nivel de Salud Pública, Sanidad y Bienestar Animal y Salud Ambiental.

Persisten en la idea de crear un solo Cuerpo de Veterinarios del Estado adscrito al Ministerio de Sanidad porque así se evitaría muchas de las desigualdades ya descritas que ciertos cargos de la administración les gusta fomentar por un iluso pensamiento de que unos cuerpos de veterinarios son mejores que otros y sobre todo para no perder sus cuotas de poder que tan celosamente defienden.

Apuestan, al igual que el Consejo General de Colegios Veterinarios, que la fecha, 17 de noviembre, no ha sido la más adecuada por no estar formado aún un Gobierno que recoja nuestras demandas pero apoyan algunas de las reivindicaciones de los compañeros y el esfuerzo que están realizando los organizadores de esta manifestación.