Según datos de la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España (ESYRCE) en 2022

Los sistemas de riego eficiente alcanzan, en España, el 79% de la superficie regada total

  • Las superficies de riego representan el 22,4 % del total de la tierra cultivada en España
  • La implantación de 439.681 nuevas hectáreas con riego localizado logra que este sistema represente el 55,8% de la superficie regada total
  • El olivar se sitúa por primera vez como el cultivo con más superficie de riego, 866.736 hectáreas, por delante de los cereales y frutales no cítricos
  • Andalucía es la comunidad autónoma con más hectáreas agrícolas en regadío; Canarias, la que cuenta con más superficie regada respecto al total de tierra cultivada

Agronews Castilla y León

5 de julio de 2023

energia

Los sistemas de regadío eficiente en España han crecido un 19% en los últimos 10 años, hasta suponer el 79% de la superficie total. De ellos, el riego localizado, el más utilizado, se ha situado en 2.102.528 hectáreas en 2022, el 55,8% de la superficie regada total.

La superficie agrícola con sistemas de riego ha descendido un 2,75% (3.771.107 hectáreas a finales de 2022) respecto a 2021. Esto se debe, principalmente, a la menor disponibilidad de dotaciones de agua en determinadas zonas del país para labores agrícolas. A día de hoy, la agricultura de regadío representa el 22,4 % del total de la tierra cultivada en España.

Esta evolución hacia el riego localizado, que es un sistema más eficiente en el uso de los recursos hídricos, es consecuencia de las políticas de regadío desarrolladas en los últimos años por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación encaminadas a lograr una agricultura más sostenible y con menores consumos de agua.

Estos datos están recogidos en la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España (ESYRCE) del 2022, que contiene como principal novedad la constatación de que el olivar se ha convertido ya en la especie vegetal más regada.  El estudio específico sobre la tipificación del regadío analiza los distintos tipos de cultivo y la distribución entre las distintas comunidades autónomas.

El estudio refleja que los dos principales sistemas de riego son el localizado y el de gravedad. Este último, se ha reducido en una década un 15,79 %, hasta alcanzar las 793.402 hectáreas (21% del total). Los sistemas de riego por aspersión suman 562.579 hectáreas (14,9%), mientras que el automotriz está implantado en 312.597 hectáreas (8,3%).

En 2022, el olivar se ha situado por primera vez como el grupo de cultivo con mayor superficie regada, con 866.736 hectáreas, el 22,98 % del total. Hasta ahora, los cereales eran los cultivos con mayor extensión en regadío, pero en 2022 ha experimentado un descenso en plantaciones como el arroz, debido a la sequía. Los cereales pasan a ser el segundo grupo con mayor superficie de regadío, 843.022 hectáreas, el 22,35% del total, seguidos por frutales no cítricos (428.627 hectáreas y 11,37 % del total) y viñedo (397.452 hectáreas, 10,54 % del total).

En lo concerniente a los cultivos leñosos, el almendro ha experimentado un notable aumento de su superficie regada desde el año 2017, superior al 77 %, debido al auge de implantación de este cultivo en los últimos años.

En la ESYRCE se dispone también de información del tipo de riego utilizado para cada grupo de cultivo. En particular, en el grupo de las hortalizas, destaca el sistema de riego localizado (52,57 % del total), donde se incluye la superficie de invernadero. El resto de los sistemas de riego también tienen importancia en este grupo, especialmente el de aspersión (20,17 % del total), seguido del automotriz (14 %) y el riego por gravedad (13,1%).

Andalucía es la comunidad autónoma con mayor superficie en regadío, 1.101.936 hectáreas, el 31,15 % del total de su tierra cultivada. Por detrás se sitúan Castilla-La Mancha (585.377 hectáreas, el 15,9 % del total), Castilla y León (451.989 hectáreas, 12,7 % del total) y Aragón (414.864 hectáreas, 23,35 % del total).

Si se atiende al peso que el regadío tiene en el conjunto de la superficie cultivada de cada territorio, Canarias es la comunidad con un mayor porcentaje, 59,7 % (26.246 hectáreas), seguida de la Comunidad Valenciana, donde representa un 44,8 % de su agricultura (279.063 hectáreas).



Share This