Agronews Castilla y León

Tras las peticiones realizadas por el sector, el Gobierno ha contemplado el cambio de fiscalidad para el sector resinero español. 

Esta modificación es fruto de una negociación que tuvo su momento clave en la reunión celebrada el pasado miércoles día 18, en el propio Ministerio, entre el Presidente de la Comunidad de Coca, Juan Carlos Álvarez acompañado de técnicos del ayuntamiento de Coca y los designados por el Director General de Tributos del Ministerio de Hacienda, la subdirectora de Productos de Consumo y otros técnicos responsables del área de productos forestales del Ministerio.

En dicho encuentro quedó claro que, tras analizados el resto de regímenes estudiados, el llamado “especial de la agricultura, la ganadería y la pesca” es el más adecuado al sector y aquél que más años había estado en vigor desde que Coca pusiera en marcha este sector industrial a finales de los años noventa. Este régimen especial fue sustituido por el régimen general de tributación  y durante los tres años de su implantación se ha demostrado muy nocivo para el sector.

Ahora y dentro de la reforma fiscal que inicia su tramitación parlamentaria se incluye a los resineros en el régimen agrario, sacándoles del general. Po lo que desde el sector se confía en que se alcance el mayor consenso posible de los grupos políticos pues son muchos los empleos que dependen de esta actividad.

El sistema decidido consiste en que el resinero pasará a ser el titular de la explotación forestal que le fuera asignada por el propietario, sea este propietario público o privado indiferentemente. Dentro de la citada explotación, que se limita por la superficie que le ha sido asignada por el propietario, este último no podrá realizar labor u operación alguna que no sea la simple gestión del arrendamiento, retirada de árboles muertos, gestión administrativa, conservación y otras que no afecten a la explotación resinera.

Con ello el propietario pierde la titularidad de la superficie donde se encuadre la explotación exclusivamente resinera mientras dure el contrato de arrendamiento de los pinos. El propietario tiene la nula propiedad de esa superficie, mientras que el resinero tiene el “uti” y el “frui”, el usufructo resinero del cultivo que realiza del tronco del árbol que deberá realizar conforme a las directrices marcadas por la administración unidas a las incluidas por el propietario forestal sea este público o privado. Aquellas resineros que renuncien al mismo por estar acogidos al régimen general, así como las cooperativas y otros, de igual marera serán titulares de la explotación pero no serán beneficiarios de este régimen.

Los propietarios forestales deben aplicar un 21% en concepto de IVA al valor de la renta del alquiler de los pinos y el fabricante imputa un 12% más en concepto de IVA agrario al resinero en el pago que le realiza del producto entregado.La aplicación del REAGP del IVA, supone que para determinar el rendimiento neto a efectos del IRPF, será aplicable el método es estimación objetiva a partir de la implantación de esta reforma. 

Segovia es líder indiscutible en España en producción de mieras naturales en la actualidad. Desde que en 1998 se pusiera de nuevo en marcha el sector a través del proyecto de reindustrialización presentado por el alcalde de Coca a la Junta de Castilla y León y Ministerio de Agricultura, son ya varios cientos las familias que viven de este sector en nuestra provincia. En este año y hasta finales del pasado abril, más de 600 personas se dedican a esta actividad de manera directa o indirectamente en nuestra provincia, algunas durante todo el año en las fábricas que de nuevo han abierto sus puertas u otras que se han implantado a raíz de la puesta en marcha en Coca de este proyecto, como la fábrica de nueva construcción implantada en Cuellar. Las cifras de empleo que se conocieron en el mes de marzo en el que Segovia lideraba los datos regionales en número de empleos creados y afiliaciones a la seguridad social fueron aportadas por este sector.

El sector resinero es el primero en exportaciones de la provincia de Segovia, solo la fábrica ubicada en Coca exporta más de 17.000.000 de euros a lo largo de todo un año que sumada a las otras tres ubicadas en nuestra provincia hacen de este sector el primero en aportar los mejores resultados desde Segovia a los datos positivos de la balanza comercial española.

Desde Coca, se la llevado el proyecto de implantación de resinas a las provincias de León, Guadalajara, Albacete, Jaén, Valladolid, Ávila, Burgos, Teruel, Zaragoza, Málaga, Granada, Pontevedra, Orense, Gran Canaria, Cáceres, Toledo, así como otros en la actualidad a Madrid, La Palma, Tenerife, y otras del conjunto español que se verá, beneficiadas de este importante proyecto de reforma tributaria por el que al año próximo se verán incrementadas las cifras de empleo del sector sobre los 1.100 que se estiman en la actualidad

Sección: