Agronews Castilla y León

 

  • Las condiciones secas son las causantes de esa merma de producción por hectárea

Las perspectivas de rendimiento de los cultivos de invierno de la UE se redujeron ligeramente por tercer mes consecutivo según se desprende del informe de junio de JRC MARS. Así, en el cómputo general de los cereales se muestra un rendimiento medio de 5.500 kilos por hectáreas, lo que supone un 1,4% menos que en el documento de mayo, aunque supera muy ligeramente, en 0,1% la media de los

En la UE, las previsiones de rendimiento del trigo blando y duro se sitúan ahora justo por debajo de la media de los últimos cinco años. De tal forma, que, en el caso del primero, ese dato se sitúa en los 5.760 kilos cayendo un 1,3% frente a la media del último quinquenio (5.840), mientras que ese descenso alcanza el 2,2% en relación sólo al mes anterior cuando las estadísticas reflejaba unas estimaciones de 5.890 kilos por hectárea. Si esto pasaba con el blanco, en cuanto al duro subrayar que, en este informe de junio de la Comisión Europea, los rendimientos medios de la UE se situarían en los 3.440 kilos, dato que es inferior en un 2% al promedio de los últimos cinco años, 3.520 pero que es todavía peor en relación con mayo pues cae un 4,7% (3.610 kg).

En cuanto a la cebada, los datos ofrecidos por JRC MARS para junio hablan de unas cifras medias por hectárea en la UE de 4.880 kilos, un 0,7% superior a la media del quinquenio pasado (4.850 kg/T) y que supera en un 0,2% a la cifra publicada en mayo, 4.8940 kg.

Finalmente, destacar que los informes comunitarios colocan la media que se puede obtener de maíz por hectárea, en el conjunto de la UE, en los 7.870 kilos, lo que repite casi el dato medio de los últimos cinco años, aunque cae un 0,6% en comparación con los del mes anterior cuando era de 7.920 kilos.

La principal razón de la reducción de las perspectivas de rendimiento es la persistencia de unas condiciones más secas de lo habitual en gran parte de Europa, con un mayor impacto en las regiones donde se combinan con temperaturas cálidas. En la región del Mar Báltico, los cultivos se vieron afectados negativamente por un clima persistentemente más frío de lo habitual.

La mayor revisión a la baja (de casi un 5% a nivel de la UE) correspondió al trigo duro en el sur de Europa. El trigo blando se revisó a la baja en 13 de los 25 países productores de trigo de la UE, sobre todo en Hungría, Rumanía, Polonia y Francia.

Tags: 

Sección: