Agronews Castilla y León

Los ganaderos de avicultura de carne –representados por las organizaciones ASAJA, COAG y UPA- y las empresas integradoras, mataderos e industriales –representados por Propollo- han reivindicado hoy, 25 de junio, su trabajo como productores de una de las fuentes de proteína más importantes para la sociedad española, ambas partes han acordado un nuevo modelo de contrato que regulará y mejorará su relación, asegurando una producción suficiente “y de máxima calidad” de carne de pollo para toda la sociedad.

El nuevo modelo de contrato asegura cinco crianzas o camadas cada doce meses. Además, a partir de ahora se primará económicamente el bienestar de los animales en las granjas, incentivando a aquellos productores que más cuiden este aspecto, y se tendrán en cuenta los costes de producción, tanto de alimentación como energéticos.

El sector ha reconocido que, a pesar de que el consumo de carne de pollo ha crecido desde 2008, una de cada cinco granjas ha echado el cierre desde el año 2005 hasta hoy, cierres que han afectado también a las industrias transformadoras.

“Necesitamos el apoyo del Ministerio de Agricultura y de las comunidades autónomas para reequilibrar el mercado”, han señalado. El sector ha denunciado que la distribución utiliza la carne de pollo como producto reclamo en su estrategia por captar consumidores, “ocasionando graves pérdidas a avicultores e industrias”.

El sector genera 50.000 empleos en España, produciendo más de 11 millones de animales a la semana y facturando 1.800 millones de euros al año (2.333 millones incluyendo otras aves). España produce cerca de 1,2 millones de toneladas de carne de pollo al año, con un ranking liderado por Cataluña, Andalucía, la Comunidad Valenciana y Galicia.

Sección: