Agronews Castilla y León

Un año malo sigue a otro para los apicultores europeos. 2020 marca un nuevo récord negativo para el sector con una caída del 40% en las cosechas de miel. La UE, que no es autosuficiente, solo proporcionará el 40% de la miel colocada en el mercado de la UE. Las tensas condiciones climáticas han afectado a los productores de miel en la mayoría de los países de la UE con la reducción de los períodos de floración. Un nuevo golpe para un sector que sufre de distorsiones de mercado profundas y estructurales como lo demuestra la volatilidad de los mercados a pesar de los bajos volúmenes producidos.

Debido a las fuertes lluvias e inundaciones en Europa Central y Oriental y una importante sequía en julio, la situación observada por los apicultores europeos nunca ha mostrado disparidades tan fuertes entre los estados miembros. Dado que los principales productores se encuentran en Europa del Este y del Sur, el Grupo de Trabajo de Miel de Copa y Cogeca espera una caída sin precedentes en la producción con la casi ausencia de ciertas mieles de estas regiones, como la miel de acacia. Solo en Hungría, la cosecha de acacia fue sólo el 10% de la cosecha normal y la global fue de alrededor del 30% en comparación con las cantidades normales. En Austria, los profesionales afirman que hace décadas que no se registran cosechas tan malas. Se registraron descensos muy consistentes en Portugal (-80%) y en Italia (en el Sur, entre -70% y -80%).

Estos rendimientos tan bajos deberían permitir a los productores esperar un aumento en los precios. Sin embargo, este no es el caso. Los precios de la miel en los principales países importadores siguen cayendo. Además, sin las herramientas adecuadas, el futuro de los apicultores está en peligro: la ausencia de un etiquetado de origen fuerte y la adulteración de la miel que alcanzó niveles muy difíciles de detectar, representa dos grandes amenazas a las que los legisladores europeos deben tomar medidas serias.

Para Etienne Bruneau, presidente del Grupo de trabajo sobre la miel en el Copa-Cogeca, “el año pasado ya hicimos sonar la alarma al pedir a la Comisión Europea que estableciera un plan de acción de emergencia . Está claro que la situación no mejora, está empeorando. La gente debe entender que actualmente estamos hablando de la supervivencia de 10 millones de colmenas en la UE. 10 millones de colmenas que permiten ganarse la vida a 650.000 apicultores, millones de agricultores polinizar sus cultivos y que todos se beneficien de los servicios ecosistémicos que brindan las abejas. ¡Esta situación, por lo tanto, amenaza mucho más allá de los intereses de nuestro sector! ”

Con respecto a las medidas previstas, Etienne Bruneau dijo: “La PAC lucha contra los efectos perjudiciales de la volatilidad en el mercado de productos animales como la leche o la carne. Existe una necesidad urgente de que tales medidas de promoción y gestión de riesgos para los productos europeos se implementen para el sector de la misma manera que la indicación de origen para los productos de miel y controles más estrictos de las importaciones de terceros países ”.

Sección: