Los excedentes franceses revientan el mercado español a bajos precios, y esta en juego el futuro de las explotaciones de vacas de leche situdas en la zona

Los productores de leche de la Cooperativa Láctea Altoaragón ubicada en El Polígono “El Sosal” de Binéfar vertieron el pasado 12 de mayo, y según recoge la web www.canallitera.es  veintinco mil litros de leche, la capacidad que almacena un camión-cuba, ante la falta de mercados para darle salida, . “las ventas están bajando y hay un excedente de leche” indicaba José Antonio Rami, Presidente de esta Cooperativa, que agrupa a cuarenta productores aragoneses y siete de la vecina Lérida, y que supone más del 50% de los productores aragoneses que actualmente son setenta.

Ganaderos de la Cooperativa Láctea Altoaragón vertiendo la leche. foto: http://www.canallitera.esLa cooperativa ubicada en Binéfar recoge diariamente más de cien mil litros, que tienen como destino las grandes industrias lácteas y queserías. Rami apuntaba “que vaciamos la cuba de leche, porque no sabemos dónde venderla. Es curioso que somos un país deficitario, en producción de leche, nos inundan de leche desde afuera y la de aquí la tenemos que tirarla”. Para Rami, “la clave la tiene el consumidor, que se conciencie y que consuma leche de nuestro país”. Desde Francia, se venden los excedentes galos, a bajo precio en nuestro país a precios muy bajos. “Jugamos con desventaja y alguien tiene que mediar para que la leche se venda al mismo precio” indicó Rami. Hace dos años los pequeños productores cobraban 60 de las antiguas pesetas, el litro de leche, ahora cobran 40, y los costes por litro son de 52 .

Ángel Samper, Secretario General de Asaja –Aragón destacó que “las pérdidas se arrastran desde hace tiempo, hay unas sobresaturación en el mercado en oferta y demanda, que no está motivada por la producción española, somos un país deficitario, el problema viene desde Francia donde hay sobreproducción y se coloca en nuestro país”.

Como apuntó Samper, “esto afecta a cooperativas, como la del Altoaragón, que si ya vendía por debajo de costes de producción se ve abocada a tener que tirar la leche”. Hay que “advertir a la opinión pública que en este gesto necesario por parte de los ganaderos, no se puede destinar a fines benéficos, ya que antes la leche debe de pasar el filtro de la Administración, para la esterilización”. Samper destacó que “alguien debe de regular todo esto, dentro del mercado global, nuestra clase política debe de poner orden, porque el medio rural debe de sobrevivir.

No hay una solución fácil, hay que regularizar, para que el sector productor lácteo arigones que es competitivo pueda tirar hacia adelante, y resolver cuestiones como las distorsiones dentro de la cadena alimentaria”.

Marta De Santos, diputada de Podemos en las Cortes de Aragón llegó hasta Binéfar, para “escuchar, que me expliquen su situación y se les pueda ayudar. A veces se nos llena la boca, con la agroindustria, pero no se hace nada.”. En el fondo, “Nos jugamos la vida del medio rural, que queremos hacer con el sector, y en este caso los productores lácteos” aseguró a la web www.canallitera.es

Chema Isabal, veterinario y Concejal de Desarrollo Sostenible indicó que “esta es la cooperativa de recogida de leche más importante de Aragón. Mientras estaban las cuotas, el tema estaba controlado, hay que aplicar medidas de control de producción y evitar el cierre de explotaciones”.

Todas las partes coincidieron que las administraciones deben de aplicar mecanismos, pero que la solución definitiva, la tiene el consumidor español de apostar por un producto nacional. Como apuntaba Samper, “si el problema fuera alrevés y tuviéramos exceso de producción, Francia habría puesto el grito en el cielo, y desde Europa habría medidas de corrección, eso es lo que pedimos a la clase política”.

El vertido se realizó en la explotación Seragro Milk, propiedad de Santiago Serbeto, en la partida de La Melusa en termino de Tamarite, y los rostros de preocupación de los pequeños productores, lo decían todo, en juego esta la viabilidad del sector en Aragón, y la vida e inversiones de pequeños productores.

Santiago Serbeto, cuenta con una explotación de vacas de leche, indicaba que “ver derramar la leche da mucha pena, ves que se va al traste el esfuerzo diario de madrugar, y ver tirar la leche es penoso”. El camión no llega para cargar, “cada dos tres días, la leche hay que recogerla, pero ahora no hay donde llevarla”. En la explotación de Santiago cada dia se ordeñan 23º vacas, aseguró a  www.canallitera.es

 

Sección: