Agronews Castilla y León

Un préstamo personal es un producto financiero mediante el cual un prestamista le concede a un prestatario una cantidad determinada de dinero. En consecuencia, el prestatario debe devolver el dinero solicitado junto con los intereses pactados y en el plazo de devolución estipulado mediante una cuota mensual.

Se puede pedir crédito con numerosos prestamistas, incluyendo: Bancos nacionales y extranjeros con sede en España, cajas de ahorro, cooperativas de ahorro y crédito, entidades financieras online y prestamistas particulares.

Los préstamos personales pueden ser utilizados para múltiples finalidades, aunque su uso más común suele corresponder a la compra de bienes y servicio o hacer realidad cualquier proyecto. Por supuesto, es importante establecer la finalidad del préstamo para determinar el importe a solicitar, ya que no todos los proyectos necesitan el mismo financiamiento.

Verás, existen dos indicadores importantes en un préstamo personal, que son el TIN y la TAE. Antes de tomar una decisión, es importante que compares las diferentes ofertas, fijándote no solo en el TIN sino también en la TAE.

En los préstamos online no existen ni la comisión de apertura, ni la comisión por estudio del préstamo. Esto significa, que no tendrás que pagar nada por anticipado ni tampoco en relación con la solicitud de tu préstamo personal. No obstante, en algunas entidades si que pueden aplicarse algunas comisiones por:

Demorar en los pagos: se aplica un recargo a tu siguiente recibo cuando tu cuota mensual no es pagada en la fecha prevista.

Prorrogar el préstamo: si no puedes hacer frente al plazo de devolución acordado, te cobrarán un suplemento por ampliar el plazo.

Amortización anticipada del préstamo: se aplica si quieres pagar por adelantado todo lo que te queda del financiamiento.

En cuanto a los plazos de devolución, estos varían de acuerdo con la entidad y al importe que se quiera solicitar. Por lo general, cuando se trata de préstamos pequeños, su devolución se hace en el corto plazo, es decir, entre 1 y 3 meses. Por su parte, cuando se solicitan préstamos de cantidades altos, su devolución suele hacerse en el largo plazo, de modo que el tiempo para devolverlos puede ser de 1, 5, 8 años (96 meses) e incluso más.

Tipos de préstamos personales

En cuanto a los tipos de préstamos personales encontramos varios los cuales son:

El préstamo personal barato requiere de un respaldo colateral, (en el 99% de los casos). En la mayoría de los casos, las garantías proporcionadas son elementos tales como: Una casa, un barco, un coche y otros activos financieros. En los escenarios en los que los prestatarios no reembolsan el monto del préstamo a las instituciones financieras, el resultado es la recuperación de estos activos y los prestatarios los pierden debido a la ejecución hipotecaria.

Por otro lado, un préstamo sin garantía no requiere ningún respaldo colateral y se basa en la solvencia crediticia del prestatario. Sin embargo, tiene una tasa de interés más alta debido a los riesgos involucrados. En los casos en que no se proporciona reembolso, el prestamista o la institución financiera opta por reclamos legales. Entre los que se incluyen:

-Préstamos personales a corto plazo: Este tipo de deuda personal requiere vigilancia ya que tiene una alta tasa de interés. Una de las principales razones de una tasa de interés más alta es el hecho de que el período de amortización de estos préstamos es corto.

-Financiamiento personal con garantía hipotecaria: Los prestatarios con suficiente valor líquido sobre sus viviendas pueden optar por préstamos personales contra sus viviendas, que normalmente tienen una tasa de interés baja. La razón principal de una tasa de interés baja es el hecho de que el dinero proporcionado por el prestamista está asegurado a través de la vivienda como un activo.

-Préstamo de anticipo en efectivo rápido: Los préstamos rápidos de anticipo en efectivo también son préstamos personales no garantizados que están disponibles para prestatarios que necesitan dinero de forma urgente. Sin embargo, debido a los riesgos involucrados, estas instituciones financieras tienen una alta tasa de interés.

-Financiamiento personal sin crédito: Las personas que no tienen historial crediticio a menudo optan por préstamos personales sin crédito. Las instituciones financieras que otorgan estos préstamos no verifican el historial crediticio de sus prestatarios. Sin embargo, la tasa de interés de estos préstamos podría ser más alta.

Sección: