El sector vitivinícola de Castilla y León, formado por 575 bodegas y 15.749 viticultores, cuenta con una producción media de 2 millones de hectolitros de vino al año. Este sector se ha caracterizado en los últimos años por su apuesta por la calidad como factor clave para su desarrollo como lo demuestra que 65.000 hectáreas, el 86% de las 75.000 hectáreas de viñedo de la Comunidad, se localiza en zonas bajo el amparo de figuras de calidad vitivinícola.

El aumento de superficie de figuras de calidad, como ha explicado el presidente, ha sido posible por la política de calidad desarrollada por el Gobierno autonómico y seguida por los viticultores de la Comunidad cuyo objetivo prioritario ha sido fomentar la producción de vinos de calidad.

Actualmente en Castilla y León están reconocidas 12 denominaciones de origen protegidas. Nueve de ellas son denominaciones de origen: Arlanza, Arribes, Bierzo, Cigales, Ribera del Duero, Rueda, Tierra de León, Tierra del Vino de Zamora y Toro; y las otras tres son vinos de calidad: Valtiendas, Valles de Benavente y Sierra de Salamanca. Además, hay un Vino de la Tierra de Castilla y León.

Este potencial del vino de la Comunidad, tanto en cantidad como en calidad, motivó la puesta en marcha de los Premios Zarcillo en 1991 para incentivar la producción de vinos de calidad superior, darlos a conocer al público y constituir un punto de encuentro del sector y contribuir a la expansión de la cultura del vino. Estos premios han ido evolucionando hasta convertirse en el certamen nacional más importante del sector y uno de los cinco más prestigiosos a nivel internacional. En la edición de este año, cuyas catas se desarrollaron en el mes de mayo -la XV nacional y la VII internacional- se han presentado a concurso 1.819 muestras de 469 bodegas procedentes de 20 países.

Premiados

El jurado de la edición 2013 de los Premios Zarcillo, compuesto por 78 profesionales expertos relacionados directamente con el mundo del vino -30 de ellos, de ámbito internacional- ha concedido 14 ‘Gran Zarcillo de Oro’, 118 ‘Zarcillo de Oro’ y 318 ‘Zarcillo de Plata’. Los vinos de Castilla y León han obtenido unos buenos resultados al obtener 5 ‘Gran Zarcillo de Oro’, 65 ‘Zarcillo de Oro’ y 150 ‘Zarcillo de Plata’. De los 14 ‘Gran Zarcillo de Oro’, 10 proceden de España, 3 de Alemania y uno de la República Checa.

Los ‘Gran Zarcillo Oro’ son:

• Pedro Martínez Alesanco Selección 2007 de Bodega Pedro Martínez Alesanco, S.L. de la D.O. Rioja (España).
• Anselmann Riesling Eiswein 2012 de Anselmann de la D.O. PFALZ (Alemania).
• Vinarstvi Cech - Sauvignon Blanc - Ice Wine 2012 de Vinarstvi Cech S.R.O. de la República Checa.
• Anselmann Ortega Trockenbeernauslese de Fleminger Bischofsreuz 2011 de la D.O. Pfalz (Alemania).
• Pedro Ximénez Solera 1998 de Hijos de Manuel del Pino, S.L. de la D.O. Montilla-Moriles (España).
• Moscatel Reserva 2012 de Bodega Cooperativa San Vicente Ferrer de la D.O. Alicante (España).
• Anselmann Ortega Trockenbeerenauslese de Schweigner Sonnenberg 2011 de la D.O. Pfalz (Alemania).
• Tarima Hill 2011 de Bodegas Volver de la D.O. Alicante (España).
• Pagos de Cirsus Moscatel 2007 de Distribuciones B. Iñaki Núñez, S.L. de la D.O. Navarra (España).

Los cinco vinos de Castilla y León reconocidos con los ‘Gran Zarcillo de Oro’ son:

• Bagús, de la añada de 2010, de Bodegas López Cristóbal de la D.O. Ribera del Duero.
• Viña Tuelda, del 2010, de la Bodega Viña Tuelda de la D.O. Ribera del Duero. 
• Bellori Joven, de la añada de 2012, de la bodega Vega Lacuesta de la D.O. Rueda.
• Mogar Vendimia Seleccionada, del 2009, de Bodegas Pago de Mogar de la D.O. Ribera del Duero.
• Finca La Colina Sauvignon Blanc, del 2012, de la bodega Vinos Sanz de la D.O. Rueda.

Los Gran Zarcillo de Oro reciben un diploma acreditativo y, como obsequio, una copa de cristal de diseño exclusivo elaborada por la Real Fábrica de Cristales de La Granja. Esta institución goza de un gran prestigio desde que Felipe V le otorgó la condición de Manufactura Real, una condición que avala su trabajo del vidrio de una forma artesanal. Por su parte los ‘Zarcillo Oro’ y los ‘Zarcillo Plata’ reciben un diploma acreditativo.

Todos los premiados podrán incorporar al etiquetado de su botella el sello identificativo que acredita su condición de galardonado en los Premios Zarcillo. Este distintivo, dado el prestigio de estos premios, representa un valor añadido y un elemento diferenciador de la calidad y excelencia del vino, y permitirá impulsar su promoción y comercialización en los mercados nacionales e internacionales.

Agronews Castilla y León

Sección: