Agronews Castilla y León

Según un reciente informe publicado por la European Milk Board, asociación que agrupa a buena parte de los ganaderos de vacuno de leche de la Unión Europea, los costes de producción de un litro de leche ecológica para un ganaderos alemán se sitúan en los 0,6029 euros mientras que los precios paragos por la industria se sitúan en los 0,4740, lo que indica que estos apenas cubren el 79% de los gastos totales.

 Estos son los hallazgos del último estudio sobre el costo de producir leche orgánica en Alemania realizado por la Oficina de Sociología Rural y Agricultura (BAL, Büro für Agrarsoziologie und Landwirtschaft) y encargado por la JEMB, los productores de leche alemanes. '(BDM) y la Junta de Leche MEG

Las cifras reveladas por este estudio muestran claramente que los productores de leche orgánica también están vendiendo sus productos con pérdidas. Así lo reconoce uno de los ganaderos que ha participado en el estudio, Klaus Vetter, un ganaderos econógico de Hesse, que ha sido entrevistado para su boletín mensula por la European Milk Board y que aquí reproducimos.

Señor Vetter, ¿cuáles son sus conclusiones al participar en el grupo de trabajo?

Participar en el estudio fue una experiencia muy enriquecedora.  Todos los ganaderos ecológicos pueden usar estos resultados como una especie de patrón de medida para su granja.

¿El resultado te hizo pensar?

¡Definitivamente! Aunque los resultados no me sorprendieron realmente. Estas cifras deberían motivarnos a los ganaderos ecológicos a tomar medidas porque vamos de cabeza a la misma situación de la que queríamos salir. Para que el sector eco sea sostenible, nuestras granjas deben seguir siendo económicamente viables en el tiempo. No debemos perder de vista las pérdidas registradas en todos y cada uno de los extractos de leche. Estas pérdidas fueron, en gran medida, cubiertas por nuestras familias en forma de trabajo no remunerado. ¡Esto tiene que hacerte pensar!

Como ganadero ecológico, ¿cómo podrá utilizar este estudio?

Una cosa que no teníamos eran cifras concretas. Una vez que salió a la luz en enero de 2009 que Lidl y Bioland habían llegado a un acuerdo de comercialización, ya tenía claro que los ganaderos  teníamos que crear un contrapeso. Para ello, debemos presentar un enfoque unido. La base de tal enfoque son las demandas de precios uniformes. Gracias a este estudio, ahora tenemos una referencia sólida para hacer precisamente eso.

Entonces, ¿cuál es el siguiente paso?

Como yo lo veo, tenemos una tarea más como ganaderos ecológicos: agrupar nuestra leche en una organización de productores de leche orgánica. Esta organización de productores debería operar en toda Alemania, o mejor aún, en toda Europa, y debería ser el interlocutor ante las industrias. Debe fijar precios y, si es necesario, regular los volúmenes para evitar la sobreproducción. Gracias a este estudio, ahora podemos establecer cuál sería un precio justo: nuestros costos de producción. Ahora todo lo que queda por hacer es convencer a nuestros colegas de que necesitamos una organización de productores fuerte; como yo lo veo, no hay forma de evitarlo. ¡Hagámoslo realidad!

Tags: