Agronews Castilla y León

Un reciente informe de la Interprofesional de la Patata de Francia muestra una clara ralentización de los flujos comerciales intraeuropeos de venta de este producto como consecuencia de la propia pandemia así como el cierre de determinados canales de venta.

Para la exportación, las últimas cifras ofrecidas por las Aduanas francesas, actualizadas a finales de abril,  sobre patatas vendidas frescas muestran que, desde el inicio de la campaña, los volúmenes  cayeron un 8% en comparación con el año pasado, cuando la crisis del Covid se mostraba con toda su crudeza. Las ventas internacionales francesas, en comparación con la media de los tres últimos años, siguieron aumentando un 2,2%, alcanzando su punto máximo, como de costumbre, a principios de la primavera. Sin embargo, los precios medios de exportación para 2020-21 han bajado drásticamente, un 20% frente al 2020 y un 32% si se comparan con 2021. Los otros "grandes" exportadores europeos también experimentaron una caída en sus ventas, en comparación con 2020 en volumen: - 6% para Alemania, - 24% para los Países Bajos, - 19% de Bélgica  y - 8% de España. 

FRANCIA

En el país galo se siguen arrancando las patatas más tempranas siendo especialmente intensas las labores en Bretaña. Además, las zonas del sur como Val de Saône, Camargue, Marmande, están comenzando a comercializar los primeros tubérculos de 2021. Esos incrementos de volúmenes arrancados está consiguiendo cubrir las necesidades del mercado nacional, en todos los segmentos, hasta la plena llegada de los arranques  de otoño.

 

Sección: