José Ignacio Falces Yoldi - Agronews CyL

Los Ministros de Agricultura de la Unión Europea han mantenido un encuentro, a través de videoconferencia, en el que se ha avanzado en la negociación de la próxima reforma de la PAC. Así, los responsables ministeriales han analizado los tres reglamentos claves de la Política Agraria Común que hacen referencia a los planes estratégicos, la arquitectura verde de dicha legislación y a los ecoesquemas.

Tanto el comisario de Agricultura, el polaco Janusz WOJCIECHOWSKI, como la ministra de Agricultura portuguesa que ostenta la presidencia en este semestre, Maria do Céu ANTUNES, se han mostrado optimistas con las negociaciones que se están llevando a cabo y que esperan que concluyan con un acuerdo político durante el mes de mayo, antes de que finalice la presidencia del país ibérico.

Una de las propuestas aprobadas hoy que se llevará al trílogo que tendrá lugar el próximo 30 de abril es una nueva propuesta de financiación de los ecoesquemas, que es una posición intermedia entre el 30% de las ayudas directas que plantea el Parlamento Europeo y el 20% que reclamaba el Consejo. Los ministros plantean la posibilidad de que se inicien en 2023 con un 22% para ir progresivamente subiendo hasta alcanzar el 25% en 2025, siempre respetando dos dos años de transición que se proponen, entre el 2023 y el 2024, para que los agricultores y ganaderos se adapten a esta nueva normativa.

MERCADOS

También han abordado los ministros de Agricultura europeos la propuesta española, con el apoyo de otros 15 países, de solicitar fondos adicionales para el sector vitivinícola comunitario. Planas ha expuesto la situación de desequilibrio por la que atraviesa el comercio a nivel comunitario como consecuencia de las limitaciones a la actividad económica en el canal HORECA. Otras muchas delegaciones han puesto de manifiesto los problemas que afectan a otros sectores agrarios de otros países, particularmente por las heladas que han afectado a algunos Estados miembros en abril. En este contexto, la Comisión ha indicado que todavía no puede proponer medidas y que hará un seguimiento cercano a la situación.

Por otro lado, “la estrategia de la Comisión relativa a la política comercial de la Unión Europea es un ejemplo en la defensa de un comercio abierto, basado en normas, justo y sostenible”, ha destacado el ministro de Agricultura, Luis Planas. Ha subrayado que es positiva la actualización del estudio sobre el impacto y el efecto acumulativo de los acuerdos de libre comercio. Si bien el ministro ha solicitado que se revise el estudio, ya que no incluye los compromisos derivados de las estrategias del “Pacto Verde” y “De la granja a la mesa”. Ha remarcado que “el esfuerzo que asumen los productores europeos tiene que ser asumidos también por nuestros socios comerciales”.

Ha recordado, además Planas, ante los medios de comunicación, que se está negociando un acuerdo con Australia y Nueva Zelanda y que en las próximas semanas la Comisión debería hacer llegar una oferta a estos países. “Pedimos que se extreme la prudencia en relación con los sectores vulnerables y que no se hagan ofertas que perjudiquen nuestros intereses”, ha remarcado.

BIENESTAR ANIMAL

También se ha analizado la cuestión del bienestar animal, cuya normativa actual, una de las más exigentes del mundo, se está evaluando.

España espera que la Comisión presente la actualización de la estrategia de bienestar animal y la revisión de la legislación prevista para 2023. Igualmente, España ha apoyado la armonización normativa en materia de etiquetado de origen de los productos agrarios, incluyendo en este contexto el etiquetado propuesto por Alemania de los métodos de cría de los huevos en los productos transformados.

Sección: