Agronews Castilla y León

UPA-SALAMANCA denuncia la insoportable realidad que viven los ganaderos con la fauna salvaje en nuestra provincia. En esta ocasión, un ganadero de la localidad de Lumbrales ha sufrido en su explotación un ataque de lobos dejando nueve ovejas muertas.

La organización exige a la Delegación de la Junta de Castilla y León en Salamanca que defienda a las personas antes que a la fauna, y por lo tanto a todo tipo de alimañas que destrozan las explotaciones agrarias. Lamentablemente desde la provincia salmantina se sigue expandiendo la especie del lobo a otras zonas, sigue habiendo infinidad de manadas ya por toda la geografía, y  seguimos siendo una de las provincias con más ataques en el conjunto de la región.

UPA-SALAMANCA se pregunta a qué espera el Gobierno regional para buscar soluciones en el control de la especie en nuestra provincia, porque mientras se mira a otro lado avanza un problema que para los afectados “es inaguantable, injustificable y absolutamente vergonzoso”.

La organización agraria recuerda que la protección ilimitada y extrema de la fauna salvaje está provocando dramas personales, patrimoniales y económicos a infinidad de ganaderos de nuestra provincia.  Y lo más grave es que las víctimas lo son doblemente, al perder su ganado y al ser atacados dialécticamente por algunos colectivos animalistas, al ser olvidados por las administraciones competentes, o directamente discriminados a través de determinadas sentencias judiciales.

Sección: