Agronews Castilla y León

Los ingenieros agrícolas de Castilla y León han remitido a la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno Autonómico un escrito en el que quieren mostrar su apoyo a la gestión del Lobo Ibérico que se lleva a cabo en el marco legal establecido por la Directiva Hábitats de la Unión Europea y el Convenio de Berna (Incluido en el anexo II).

Por ello y desde el ámbito Agroalimentario, los tres colegios profesionales apoyan el actual estatus legal permitiendo que las comunidades autónomas que así lo consideren puedan otorgar un máximo nivel de protección que impida cualquier control letal, pero también facilita que otras puedan gestionarlo bajo el actual régimen, que, garantizando su estado de conservación favorable, habilita los controles de ejemplares, incluso mediante normas cinegéticas como permite la Directiva Hábitats.

Así mismo, este colectivo rechaza que se reduzca el marco competencial y de actuación de las comunidades autónomas para gestionar la especie.

Los Colegios de Ingenieros Agrícolas mantienen que los valores y el objetivo de conservar una especie debe ser el punto de equilibrio de los Planes de Gestión de las Comunidades Autónomas. Los valores culturales, científicos y ecológicos de la especie siempre se podrán compatibilizar con una mayor dignidad, respeto y convivencia entre el hombre y el lobo.

“No queremos dos mundos irreconciliables, queremos al lobo donde tiene su lugar, no fuera de él, entendiendo que debe ser considerado como oportunidad de riqueza de nuestra fauna”, aseveran en el escrito.

La actual Estrategia de conservación y Gestión del Lobo, vigente desde 2005 (Conferencia sectorial de Medio ambiente, 29 enero de 2005) simboliza un punto de encuentro entre las Comunidades Autónomas responsables de la conservación y gestión directa de la especie y el Ministerio con competencias en Medio Ambiente, con funciones de coordinación y establecimiento de criterios orientadores y normativa básica, y apoyan su actualización, cuando se dispongan de los resultados de un nuevo inventario de las poblaciones a nivel nacional.

Los Colegios de Ingenieros Agrícolas de Castilla y León muestran su apoyo incondicional a la ganadería extensiva, fundamental en la economía de las zonas rurales, y que precisa en las zonas loberas de un modelo de coexistencia basado en las medidas ya contempladas en los planes de gestión de las comunidades autónomas, con el objetivo de la reducción de los daños y la justa indemnización cuando estos se produzcan. Reconocen el valor ecológico y cultural, su necesidad como herramienta preventiva de incendios y arraigo más que tradicional y rentable que tiene la ganadería extensiva, jugando un papel clave en el mantenimiento de la biodiversidad y de determinados hábitats naturales, que son tan relevantes como los valores que representa el lobo y plenamente compatibles en el actual marco normativo; así como la necesidad real del desarrollo rural en las zonas más desfavorecidas.

Por estos motivos hacen un llamamiento al Ministerio a volver al escenario de consenso y diálogo, renunciando a continuar con la tramitación de la inclusión del Lobo en el Listado de Especies silvestres de Protección Especial (LESPRE).

Sección: