Los grupos de consumo ganan terreno en Valladolid

José Ignacio Falces

18 de octubre de 2014

Los 12 grupos de consumo que en la actualidad existen en la provincia de Valladolid se han reunido en el día de hoy en el II Encuentro de este tipo de colectivos con el objetivo de analizar y debatir su relación con los productores, su forma de trabajar…

Emilio Alba, buen conocedor tanto de la propia agricultura y ganadería ecológica como del funcionamiento de este tipo de grupos pues de hecho ha sido uno de los impulsores del que se ha creado en Cigales, explica como estos se articulan sobre la base de unidades familiares, siendo el ideal de 20, pero es cierto que entre los vallisoletanos los hay con 100 como es el caso de «La Cesta verde», mientras que el cigaleño de «Majuelo» lo forman 10.

[[{«fid»:»13304″,»view_mode»:»media_original»,»type»:»media»,»attributes»:{«height»:303,»width»:197,»style»:»width: 197px; height: 303px; border-width: 3px; border-style: solid; margin: 5px; float: right;»,»alt»:»Ampu, productor ecológico zamorano. Foto: Agronews Castilla y León»,»title»:»Ampu, productor ecológico zamorano. Foto: Agronews Castilla y León»,»class»:»media-element file-media-original»}}]]Los pedidos se realizan a los productores de forma semanal, comenta Alba, «por ejemplo, nosotros pedimos los que necesitamos el viernes, el lunes nos llega y en nuestra sede de preparan las bolsas individuales». Precisamente esa elaboración de los lotes de cada familia, se realiza de forma rotatoria de tal forma que cada unidad lo hace un mes.

En cuanto a qué tipos de productos entran en esas cestas semanales, son «mayoritariamente frescos como frutas, verduras, pasta, carne, legumbres», mientras que tienen un «carácter semestral e incluso anual otro tipo de productos como el arroz, azúcar, aceite, detergentes…», asegura Emilio Alba.

Esta compra en común es lo que hace que el precio, uno de los grandes temas que siempre acompañan a cualquier reflexión sobre la producción ecológica, sea más barato que incluso los de productos que proceden de la agricultura convencional.

Preguntado por los problemas a los que tienen que hacer frente este tipo de grupos de consumo, Alba, asegura que el hecho de tener ese carácter «asambleario» siempre hace un «poquito más complicada la gestión», mientras que en el apartado puramente comercial alcanzar los pedidos mínimos que demandan determinados agricultores y ganaderos o el acceso a productos que no son de proximidad, son los aspectos que generan más complicaciones.

Valladolid cuenta en la actualidad con 12 grupos de consumo, 9 en la capital: Bah, Repollo Mutuo, vinculado a CNT, «Endivia cochina», relacionado con CGT, «La Lenteja Pelleja» que se ubica en el sur de la capital en el barrio de La Rubia, «La Patata» en Girón, «Cesta verde» que desarrolla su actividad en el Barrio España, Asociación Alba que trabaja en Delicias y «Caracol» que lo hace en Parquesol. Fuera de la capital hay otros tres: «Cesta de Pinares» en Portillo, Ecomedina en Medina del Campo y el ya comentado «Majuelo» en Cigales.

Todos ellos reúnen a 500 unidades familiares aproximadamente.

[[{«fid»:»13305″,»view_mode»:»media_original»,»type»:»media»,»attributes»:{«height»:427,»width»:640,»style»:»width: 380px; height: 254px; border-width: 1px; border-style: solid; margin: 3px; float: left;»,»alt»:»Uno de los grupos de trabajo del II Encuentro de Grupos de Consumo en Valladolid. Foto: Agronews Castilla y León»,»title»:»Uno de los grupos de trabajo del II Encuentro de Grupos de Consumo en Valladolid. Foto: Agronews Castilla y León»,»class»:»media-element file-media-original»}}]]Los productores, los agricultores y ganaderos, son el otro pilar de esta relación, Ampu, es un agricultor que cuenta con una explotación en Zamora que se dedica a la producción de frutas y verduras. Asegura que a los «grupos de consumo, al menos en mi provincia donde ya hay 4-5, les falta sobre todo difusión pues el consumidor, está dispuesto a comprar productos ecológicos, basta con mirar los datos de la reciente Ecocultura, pero muchas veces no sabe donde». «Este tipo de colectivos son muy importantes para nosotros los productores, nos permite acceder al mercado y esas compras en común y fidelizadas nos permiten ofrecer unos precios muy, muy competitivos, que hacen más atractivas a nuestras hortalizas, frutas…»

Si durante la primera parte de la mañana se pusieron en marcha distintos talleres para tratar de profundizar en la relación entre productores y consumidores, en la segunda la certificación ecológica ha sido objeto de análisis y debate.

Por la tarde, cómo poner en marcha un grupo de consumo o cómo iniciarse en la agricultura o la ganadería ecológica han sido los temas de debate en este interesante encuentro.



Share This