Agronews Castilla y León

La jefa del área de Sanidad Animal de la Xunta de Galicia, Marta Muñoz Mendoza, dio comienzo a la segunda sesión de las XIV Jornadas Técnicas de Vacuno de Leche, celebradas el 11 de noviembre, explicando el funcionamiento del programa nacional de erradicación de la tuberculosis bovina, las pruebas diagnósticas que se llevan a cabo y sus limitaciones, así como la situación actual de esta enfermedad en Galicia, a la que se refirió cómo “próxima a la erradicación”, y los retos inmediatos que se presentan para hablar de ella en pasado.

La representante pública insistió en la importancia del papel de los ganaderos en la prevención de la enfermedad evitando la entrada de reses en las explotaciones, apostando por la recría propia y colaborando con los servicios veterinarios oficiales cuando hay focos de tuberculosis. Muñoz enumeró algunas de las ventajas de la erradicación de la enfermedad, entre las que destacó la merma de la presión diagnóstica sobre los ganaderos y el avance crucial que supondría tanto para la salud pública como para la salud animal.

A continuación volvió al estrado el experto norteamericano en nutrición y recría Robert Corbett, hoy para hablar de cómo la alimentación y el manejo pueden evitar que las vacas enfermen en el periodo de transición.

El analista profundizó en cómo minimizar los riesgos de esta etapa crítica cuyo éxito o fracaso va a determinar la productividad global de la siguiente lactación. Asimismo, repasó las principales enfermedades del periodo de transición, tales como la hipocalcemia y la cetosis, y sus efectos sobre la inmunosupresión.

Entre las recomendaciones de manejo de las vacas secas y de preparto, subrayó la importancia de maximizar el consumo de materia seca con forrajes de alta calidad, suministrando niveles adecuados de energía y proteína. También alertó sobre los peligros de la sobrepoblación en los lotes de animales de transición, insistiendo en no superar el 80 % del espacio disponible en el comedero y en la conveniencia de separar las novillas de las multíparas con el objetivo de minimizar el estrés, que también afecta muy negativamente a la inmunidad de la vaca.

Corbett concluyó recordándole al auditorio que minimizar el efecto de la inmunosupresión es clave para prevenir la mastitis de la siguiente lactación.

La siguiente exposición tuvo como protagonista al ganadero coruñés Manuel Candamio, que subió al escenario para compartir con los compañeros una serie de cambios adoptados en su granja en los cinco últimos años que le permitieron mejorar las cifras globales de productividad reduciendo el número de vacas en ordeño y casi duplicando la producción.

Candamio fue enumerando las acciones de mejora tomadas en las áreas de alimentación, confort, recría y manejo y los resultados conseguidos. Por ejemplo, explicó las mejoras en los procesos de recolección de forrajes y ensilados, en los cubículos de los animales, en los criterios de inseminación de las novillas o los cambios en la rutina de ordeño. Su reflexión final se resume así: “Si tenemos las vacas cómodas, las tratamos bien, les damos de comer y a su alcance, ellas van a responder positivamente dando más leche”.

La última charla de la mañana se centró en el uso del cronómetro como herramienta de trabajo en la sala de ordeño. El tema fue desarrollado por el ganadero lucense Manuel Arias (SAT Seixas) y el veterinario de Seragro Francisco Sesto.

En la SAT Seixas introdujeron el tercer ordeño a finales de 2011 para aumentar la productividad, pero se encontraron con que el ordeño era muy lento, la condición de los esfínteres de los pezones era mala y se veían obligados a echar mano de la oxitocina para conseguir un ordeño rápido, completo e ininterrumpido.

Después de probar con varias estrategias para mejorar esta situación, a principios de 2015 decidieron protocolarizar el ordeño mediante el cronómetro. Buscaban un ordeño tranquilo, sosegado, sin prisas pero sin pausas, objetivos que lograron con este sistema.

Entre las ventajas del uso del cronómetro citaron la normalización de las distintas velocidades de la rutina de trabajo en la sala, la mejora de la concentración del personal encargado de esta tarea, la constancia y la eficiencia en todos los ordeños los 365 días del año, la tranquilidad de las vacas durante el ordeño y, sobre todo, la mejora de la calidad de trabajo, acortándose el tiempo total de ordeño en dos horas en cada turno. A nivel de mamitis, los resultados son evidentes, pasando de 77 casos en 2013 a 7 en 2016.

 

El sector visto por los ganaderos

El debate centró la sesión vespertina. La mesa estuvo integrada por cuatro productores que, a su vez,  pertenecen al mundo cooperativo, sindical y del asociacionismo: Manuel Iglesias (OPL), Román Santalla (UPA), Roberto López (Agromuralla) y José Ángel Purriños (Cooperativa Os Irmandiños).

En la palestra se trataron temas como la necesidad de crear estructuras fuertes con poder real de negociación en el mercado, el papel de las organizaciones de productores, la posibilidad de que sean los ganaderos los que comercialicen directamente sus productos, la falta de financiación de las cooperativas para la industrialización de la leche, la conveniencia de trabajar en una estrategia colectiva como ganaderos y como sector, el mercado internacional como espacio de grandes oportunidades o el papel que debe jugar la Inlac en la nueva realidad del sector.

El encuentro finalizó con la presentación de la estrategia de comunicación y de promoción de la Inlac, que supone el 56 % de su presupuesto. Águeda García-Agulló manifestó que el objetivo de la organización que dirige es promocionar la leche y los productos lácteos de origen nacional poniendo en valor su importancia nutricional y, además, hablando de un sector lácteo sostenible. Para conseguirlo, afirmó que la interprofesional láctea tiene en marcha diferentes líneas de trabajo.

Por una parte destacó el plan de comunicación de Inlac, que incluye la valorización de los productos y del sector. También citó el proyecto de promoción de lácteos en las escuelas y otro que han cofinanciado con el Ministerio de tres lácteos al día. Finalmente, se refirió al proyecto europeo que se va a iniciar ahora y que ponen en relación los lácteos con el estilo de vida saludable.

En los últimos cinco años, según declaró, el consumo de leche bajó un 4 % y el de productos lácteos un 1 %. Por lo tanto, la finalidad es aumentar el consumo, ya que a medida que este se incremente mejorará la situación para todos los operadores del sector.

Sección: