Agronews Castilla y León

Los agricultores gallegos, según los datos ofrecidos por Uniones Agrarias, han perdido el 11,45% de sus ingresos en el tramo interanual 2020/21 debido a las fuertes subidas de los costes de producción, que han alcanzado casi el 17% en los últimos meses. Sin embargo, industrias como CAPSA y Lactalis tienen un aumento de facturación del 18% y 24% respectivamente en el mismo período, gracias a la revalorización de la leche líquida en las líneas de distribución y al imparable repunte de derivados industriales como la mantequilla.

Con estos datos es muy difícil entender, aseguran desde la organización agraria, la falta de sensibilidad de estas industrias hacia los ganaderos negándose a trasladar incluso lo que ya tienen en base al acuerdo con la distribución de incrementar el precio de venta al público. Cabe recordar que estas dos empresas tienen una posición privilegiada para condicionar los precios de la leche en origen ya que representan el 18% (1.200 agricultores) en el caso de Lactalis y el 15% (1.000 agricultores) en el caso de CAPSA del total de 6.476 ganaderos de Galicia.

Cabe destacar que Lactalis como CAPSA para el periodo febrero / octubre de 2021, han mejorado los ingresos solo en Galicia en unos 21/22 millones de euros, lo que les permitiría recaudar más de 4 cts / l a los productores. 

Unións Agrarias continúa manteniendo una línea de acción sindical enfocada en señalar empresas que no mejoran suficientemente a los ganaderos el precio de la leche en origen para compensar los brutales costos de producción que están sufriendo las fincas y contrariamente a lo que marca la Ley de la Cadena.

Para UUAA, Capsa y Lactalis son por el lugar que ocupan en el FENIL y la Interprofesional Láctea, INLAC, así como por el importantísimo volumen de recogida que representan en Galicia, los principales culpables de la nula rentabilidad de las granjas a pesar de la grandes ganancias que están obteniendo por la comercialización de productos industriales. En el último año, el precio medio del litro de leche recogido por los ganaderos gallegos ha sido casi un céntimo inferior a la media nacional. Una cifra que ya coloca a las granjas de esa comunidad autónoma en un contexto de venta a pérdidas; que ha empeorado en los últimos meses con el aumento de los costes de producción. Cabe recordar que, a pesar de cobrar los precios más bajos de España, los ganaderos gallegos producen leche de calidad superior; con un porcentaje de grasa superior al promedio estatal. Una cifra de especial relevancia por la revalorización del 35,67% en 2020 de la mantequilla; lo que sitúa la rentabilidad que las industrias obtienen de la leche gallega por encima de la media.

Sección: