Los ganaderos de Salamanca han decidido parar las posibiles protestas ante las promesas de solución de la Junta de Castilla y León. Según explicó el alcalde de Sobradillo, José María González, las patrullas de Medio Ambiente intentarán los próximos días abatir el animal causante de estos ataques que comenzaron hace mes y medio en Bañobárez, y que a lo largo de este tiempo se han sucedido en distintas poblaciones hasta causar la muerte a más de un centenar de ovejas y corderos.

José María González se mostró partidario de “darles un margen de confianza y por eso hemos desconvocado la reunión”. Para el regidor sobradillense “los Agentes medioambientales son excelentes profesionales y confiamos en ellos para que pongan fin a esta situación”, un movimiento desde la Junta que se producía después de que el alcalde  enviara a la Dirección General del Medio Natural una misiva reclamando el control de los ejemplares de lobo ibérico asentados en la zona.     

Ante este hecho, algunos ganaderos de la zona mostraban su malestar, porque en su opinión “nada ha cambiado”, al mismo tiempo que se preguntan los criterios por los que ahora la Junta decide actuar y no hace mes y medio cuando se producían los primeros ataques, ciertamente violentos, lo que califican como una “dejación de funciones” o que “¿es que los corderos de Sobradillo son mejores que los de Bañobárez”.

Miguel Corral - www.salamancartvaldia.es

Sección: 

Provincias: